lunes, 28 de junio de 2010

El hielo del océano Ártico sigue sin recuperarse

Un mínimo crítico para el hielo del océano Ártico se puede esperar otra vez para finales de verano de este año 2010. Científicos del Instituto Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina (AWI) y el KlimaCampus de la Universidad de Hamburgo han publicado datos en este sentido en el informe anual sobre Hielo Marino.

Esta publicación 'on line' compara las previsiones sobre la cubierta de hielo durante septiembre 2010 realizadas por alrededor de una docena de institutos internacionales de investigación científica. Habitualmente, el hielo llega a su superficie mínima en este momento del año.

El pronóstico elaborado por el equipo de KlimaCampus de la Universidad de Hamburgo, es decir, 4,7 millones kilometros cuadrados (km2), es más negativo que el presentado por los investigadores AWI, que llega a una cifra de 5,2 millones kilometros cuadrados. Sin embargo, ninguno de los dos grupos de investigación prevé que el mínimo récord de 4,3 millones kilometros cuadrados de 2007 pueda alcanzarse.

A pesar de que el hielo del Ártico en la actualidad tiene una superficie de diez millones de kilómetros cuadrados, --es medio millón menor que en 2007--, no se puede concluir directamente que habrá un mínimo récord a finales del verano. La capa de hielo actual es comparable a la de junio de 2006, un año en el que más superficie de hielo se mantuvo en mayor medida en septiembre que en 2007. Los factores decisivos para la situación a finales del verano, como el espesor del hielo en el Ártico central y el desarrollo del clima en verano, todavía no se conocen, sin embargo.

Los científicos suponen básicamente una disminución a largo plazo en la cubierta del hielo marino para la región del polo norte en los veranos de los próximos decenios. A pesar de que la tendencia en la zona se presenta ligeramente hacia arriba (2007: 4,3 millones de km2, 2008: 4.680.000, 2009: 5,36 millones), el área de hielo del Ártico desde 1980 hasta 1990 fue constantemente superior a siete millones kilometros cuadrados, informa 'Science Daily'.

Los dos equipos de científicos elaboraron sus previsiones con diferentes métodos. El profesor Rüdiger Gerdes y su equipo del Instituto Alfred Wegener, utilizaron un modelo basado en datos de observación de la deriva oceánica de boyas y los datos de satélite sobre la medición y el movimiento del hielo. En el transcurso del verano, la previsión se repetirá una vez al mes, teniendo en cuenta hasta los datos meteorológicos. "En la actualidad se calcula en un 80% la probabilidad de que la capa de hielo en septiembre será de entre 4,7 y 5,7 millones de km2. Sin embargo, el pronóstico será más y más preciso", dice el profesor Rüdiger Gerdes.

El pronóstico elaborado por el equipo dirigido por el profesor de la KlimaCampus Lars Kaleschke, compara el área de hielo en todos los días del año de 2010, con los días correspondientes desde 2009 hasta 2003 sobre la base de imágenes de satélite. El número y tamaño de las áreas libres de hielo, llamadas polinias, son indicadores para el desarrollo de hielo más tarde. Estas áreas oscuras del océano almacenan la energía solar ya a principios de verano y, por tanto, además, refuerzan la fusión aún más durante el verano polar, en el que el sol ya no desaparece hasta septiembre.

Fuente:
Europa Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.