Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

miércoles, 23 de junio de 2010

Un estudio confirma la cronología del Antiguo Egipto

Un análisis de 211 plantas ha confirmado en su mayor parte la cronología del Antiguo Egipto, según un estudio publicado hoy en Science. Para realizar el trabajo, un equipo internacional de investigadores, dirigido por el arqueólogo de la Universidad de Oxford (Reino Unido) Christopher Bronk, recolectó las muestras presentes en semillas, canastos, textiles, tallos de plantas y frutas asociadas directamente con reinados de antiguos reyes egipcios de colecciones de museos.

A continuación, los expertos combinaron los datos de radiocarbono con información histórica sobre el orden y la duración del mandato de cada rey para formar una cronología completa de las antiguas dinastías egipcias. En el trabajo de Science, comparan las fechas atribuidas según su método con las establecidas por dos especialistas: Ian Shaw, de la Universidad de Liverpool, y Erik Hornung, de la Universidad de Basilea (Suiza). Según explicó a este diario el egiptólogo del CSIC Andrés Diego, los datos obtenidos gracias al radiocarbono confirman casi todas las fechas de Shaw y no las de Hornung, que datan de hace menos tiempo y que, según este científico, establece fechas más recientes para todos los reyes.

Diego comenta que no sabe hasta qué punto los nuevos datos serán útiles para los egiptólogos, que se suelen basar más en la observación de textos que en este tipo de análisis. Sin embargo, el especialista destaca que una de las características destacables del trabajo es que afina mucho más en comparación con otros estudios realizados con carbono, "que establecían fechas mucho más dispares, con uno o hasta dos siglos de diferencia".

Aunque la nueva cronología coincide a grandes rasgos con la aceptada por los egiptólogos, existen algunos eventos cuya antigüedad aumenta respecto a las cronologías usuales. Es el caso del reino de Zoser que, según Shaw, comenzó en el 2.667 a. C. y, por la nueva cronología, se sitúa entre el 2.691 y el 2.625 a. C.

Según el investigador del CSIC que explica que con el radiocarbono las fechas se fijan en horquillas temporales y no de forma concreta esto es lógico al tratarse del reinado más antiguo. "Cuanto más te alejas en el tiempo, la horquilla temporal es más grande", subraya.

Algunos eventos, como el inicio del reino de Zoser, no coinciden.
 
Los autores del estudio detallan también que encontraron ciertas discrepancias en los niveles de radiocarbono en el Valle del Nilo, pero sugieren que esto se debe a la inusual temporada de cultivo en Egipto, concentrada en los meses de invierno.

Por su parte, el especialista de la Universidad Ben-Gurion de Israel Hendrik Bruins explica, en un análisis que acompaña a la publicación del texto en Science, que la "investigación sistemática de Bronk supone un gran paso en la corroboración de la cronología dinástica egipcia con radiocarbono". Sin embargo, apunta a que ciertos periodos, como la dinastía decimotercera, deberían revisarse más exhaustivamente.
 
Fuente:
Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.