viernes, 23 de julio de 2010

Hallan 32 tumbas precolombinas en Costa Rica

Los planes para construir una vivienda en la localidad de Tres Ríos, al este de la capital, quedaron paralizados hace dos meses cuando quedaron al descubierto restos que luego los expertos confirmaron se trata de un cementerio indígena de unos 900 años de antigüedad.
Hasta el momento han recuperado 26 individuos entre menores y adultos, de los cuales no se ha podido aún determinar sexo.

Además, y como parte de la riqueza del hallazgo, encontraron unas 98 piezas, principalmente de cerámica, en muy buen estado, donde destacan desde grandes vasijas hasta miniaturas.

"Dos tienen formas muy interesantes pues son platos con agarraderas con figuras como lagartos. Hay trípodes y algunas figuras humanas de perfil, donde se observa que eran de ojos achinados, nariz perfilada y boca ancha, tipo afrocaribeño", destacó en rueda de prensa la arqueóloga responsable de la excavación, Maritza Gutiérrez.

Gracias a esos objetos es que pudieron establecer de forma preliminar que datan de 1.100 a 1.200 años (d.C.). "Habíamos visto esta forma de enterramiento pero ésta no es del todo usual por la combinación de elementos y además porque cada sepultura tiene tres y hasta cuatro niveles y muchas ofrendas. Son enterramientos originales", agregó.
Myrna Rojas, jefa del departamento de Antropología e Historia del Museo, explicó que los restos deberán ser enviados a un laboratorio en Miami para aplicarles la prueba de carbono. Cada prueba cuesta entre 700 a 1.000 dólares y son necesarias al menos cinco a diferentes objetos o huesos para asegurar antigüedad.
"Esta es la segunda ocasión en unos 10 años que hacemos un hallazgo de este tipo, ya no es muy común que suceda en la zona del Valle Central no solo porque la gente no los reporta, sino por el crecimiento normal de las ciudades", comentó Rojas, quien añadió que las labores se extenderán hasta que dejen de encontrar restos.
Al llegar al sitio se observan piedras grandes, que resguardaban el lugar y las sepulturas. Debajo encontraron "pisos" de laja y más piedras y debajo restos humanos y las ofrendas que eran usuales para los muertos.
"Es una forma de enterramiento que conocíamos se practicó en la zona del Valle Central mediante la cual se "secaban" los cuerpos: se dejaba hasta que la carne se desintegrara y luego se recogían los huesos, se agrupaban y se hacía el enterramiento", apuntó Gutiérrez.
Una de las fosas halladas será conservada y trasladada a un museo para su exhibición futura, indicó Rojas.

Descubren un cementerio indígena de 800 años de antigüedad en Costa Rica

Un cementerio indígena de unos 800 años de antigüedad fue descubierto cerca de la capital de Costa Rica por trabajadores que hacían excavaciones para construir una casa, informaron arqueólogos del Museo Nacional.
Las tumbas, recubiertas con piedras, fueron halladas hace dos meses, pero su descubrimiento se mantuvo en reserva mientras avanzaban las excavaciones por parte de los arqueólogos, que han encontrado además 98 objetos labrados en piedra y cerámica.
"Es un complejo funerario hecho con piedras de río y laja", dijo a los periodistas la arqueóloga a cargo de las excavaciones, Maritza Gutiérrez.
Explicó que los expertos estiman que el cementerio, donde han sido halladas hasta ahora 26 osamentas de niños, adolescentes y adultos, es del año 1200 aproximadamente.
El cementerio está situado en un predio privado en una zona residencial de Tres Ríos, una localidad situada a unos 10 kilómetros al este de San José, y las obras de construcción fueron suspendidas para dar paso a las excavaciones por parte de los expertos del Museo Nacional.
Los arqueólogos manejaron el hallazgo con reserva para evitar la llegada de intrusos al sitio fúnebre de 900 metros cuadrados, ubicado en la zona residencial La Antigua de Tres Ríos.
Las osamentas no estaban tendidas bajo las piedras colocadas en forma de cajón, sino que estaban recogidas dentro de bolsas de fibra, un estilo inusual de sepultura entre los pueblos precolombinos de Costa Rica, explicaron los investigadores, que dijeron que es prematuro saber a qué cultura pertenecían.
El terreno, donde los expertos continuaban el martes desenterrando osamentas y objetos, estaba vacío pero rodeado de viviendas de los predios vecinos.
 
La directora del Museo, Patricia Fumero, calificó de "muy importante" el hallazgo del complejo funerario, que se suma a otros dos cementerios indígenas descubiertos el año pasado en el país.
Arqueólogos costarricenses descubrieron en noviembre de 2009 un sitio funerario, de entre 1.700 y 1.200 años de antigüedad, en el que rescataron decenas de objetos de cerámica de uso ceremonial y cotidiano.
El hallazgo se produjo cerca de la ciudad de Guápiles, unos 60 kilómetros al este de San José.
Pocas semanas antes una patrulla de rescate descubrió otro cementerio indígena, que podría tener unos 1.500 años de antigüedad.
 
Este sitio funerario indígena, situado en medio de la selva, también fue inspeccionado por expertos del Museo Nacional, que encontraron piezas con una antigüedad de entre 800 y 1.500 años.
Cuandollegaron los españoles en Costa Rica vivían diversos pueblos, con diferentes lenguas y culturas, y hasta ahora hay comunidades de ocho diferentes etnias en el país.

Los planes para construir una vivienda en la localidad de Tres Ríos, al este de la capital, quedaron paralizados hace dos meses cuando quedaron al descubierto restos que luego los expertos confirmaron se trata de un cementerio indígena de unos 900 años de antigüedad.
Hasta el momento han recuperado 26 individuos entre menores y adultos, de los cuales no se ha podido aún determinar sexo.
Además, y como parte de la riqueza del hallazgo, encontraron unas 98 piezas, principalmente de cerámica, en muy buen estado, donde destacan desde grandes vasijas hasta miniaturas.
"Dos tienen formas muy interesantes pues son platos con agarraderas con figuras como lagartos. Hay trípodes y algunas figuras humanas de perfil, donde se observa que eran de ojos achinados, nariz perfilada y boca ancha, tipo afrocaribeño", destacó en rueda de prensa la arqueóloga responsable de la excavación, Maritza Gutiérrez.
Gracias a esos objetos es que pudieron establecer de forma preliminar que datan de 1.100 a 1.200 años (d.C.). "Habíamos visto esta forma de enterramiento pero ésta no es del todo usual por la combinación de elementos y además porque cada sepultura tiene tres y hasta cuatro niveles y muchas ofrendas. Son enterramientos originales", agregó.
Myrna Rojas, jefa del departamento de Antropología e Historia del Museo, explicó que los restos deberán ser enviados a un laboratorio en Miami para aplicarles la prueba de carbono. Cada prueba cuesta entre 700 a 1.000 dólares y son necesarias al menos cinco a diferentes objetos o huesos para asegurar antigüedad.
"Esta es la segunda ocasión en unos 10 años que hacemos un hallazgo de este tipo, ya no es muy común que suceda en la zona del Valle Central no solo porque la gente no los reporta, sino por el crecimiento normal de las ciudades", comentó Rojas, quien añadió que las labores se extenderán hasta que dejen de encontrar restos.
Al llegar al sitio se observan piedras grandes, que resguardaban el lugar y las sepulturas. Debajo encontraron "pisos" de laja y más piedras y debajo restos humanos y las ofrendas que eran usuales para los muertos.
"Es una forma de enterramiento que conocíamos se practicó en la zona del Valle Central mediante la cual se "secaban" los cuerpos: se dejaba hasta que la carne se desintegrara y luego se recogían los huesos, se agrupaban y se hacía el enterramiento", apuntó Gutiérrez.
Una de las fosas halladas será conservada y trasladada a un museo para su exhibición futura, indicó Rojas.

Descubren un cementerio indígena de 800 años de antigüedad en Costa Rica

Un cementerio indígena de unos 800 años de antigüedad fue descubierto cerca de la capital de Costa Rica por trabajadores que hacían excavaciones para construir una casa, informaron arqueólogos del Museo Nacional.
Las tumbas, recubiertas con piedras, fueron halladas hace dos meses, pero su descubrimiento se mantuvo en reserva mientras avanzaban las excavaciones por parte de los arqueólogos, que han encontrado además 98 objetos labrados en piedra y cerámica.

"Es un complejo funerario hecho con piedras de río y laja", dijo a los periodistas la arqueóloga a cargo de las excavaciones, Maritza Gutiérrez.
Explicó que los expertos estiman que el cementerio, donde han sido halladas hasta ahora 26 osamentas de niños, adolescentes y adultos, es del año 1200 aproximadamente.
El cementerio está situado en un predio privado en una zona residencial de Tres Ríos, una localidad situada a unos 10 kilómetros al este de San José, y las obras de construcción fueron suspendidas para dar paso a las excavaciones por parte de los expertos del Museo Nacional.
Los arqueólogos manejaron el hallazgo con reserva para evitar la llegada de intrusos al sitio fúnebre de 900 metros cuadrados, ubicado en la zona residencial La Antigua de Tres Ríos.
Las osamentas no estaban tendidas bajo las piedras colocadas en forma de cajón, sino que estaban recogidas dentro de bolsas de fibra, un estilo inusual de sepultura entre los pueblos precolombinos de Costa Rica, explicaron los investigadores, que dijeron que es prematuro saber a qué cultura pertenecían.
El terreno, donde los expertos continuaban el martes desenterrando osamentas y objetos, estaba vacío pero rodeado de viviendas de los predios vecinos.
La directora del Museo, Patricia Fumero, calificó de "muy importante" el hallazgo del complejo funerario, que se suma a otros dos cementerios indígenas descubiertos el año pasado en el país.
Arqueólogos costarricenses descubrieron en noviembre de 2009 un sitio funerario, de entre 1.700 y 1.200 años de antigüedad, en el que rescataron decenas de objetos de cerámica de uso ceremonial y cotidiano.
El hallazgo se produjo cerca de la ciudad de Guápiles, unos 60 kilómetros al este de San José.
Pocas semanas antes una patrulla de rescate descubrió otro cementerio indígena, que podría tener unos 1.500 años de antigüedad.
Este sitio funerario indígena, situado en medio de la selva, también fue inspeccionado por expertos del Museo Nacional, que encontraron piezas con una antigüedad de entre 800 y 1.500 años.
Cuandollegaron los españoles en Costa Rica vivían diversos pueblos, con diferentes lenguas y culturas, y hasta ahora hay comunidades de ocho diferentes etnias en el país.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.