viernes, 9 de julio de 2010

Disolver los cadáveres para poder reciclarlos

Si le preocupa el costo y el impacto ecológico de los métodos tradicionales de alcanzar el 'descanso eterno', la última propuesta de los sepultureros belgas puede ser la mejor solución.

La alternativa belga a los costosos enterramientos o las contaminantes cremaciones sería disolver los cuerpos en una solución cáustica y tratarlas como las aguas residuales de las ciudades. Los restos del fallecido pasarían por los desagües hasta ser reciclados en las plantas de gestión de aguas de cada localidad.
La propuesta está siendo estudiada por la Unión Europea y, si se aprobara, significaría que el procedimiento se podría utilizar en todo el territorio europeo.

Los opositores tildan la idea, sin embargo, de 'mal gusto' e irrespetuosa hacia el cuerpo fallecido, más propia de una novela negra al estilo Frankestein. Los sondeos en Bélgica también muestran el rechazo general al procedimiento.

"Se trataría de introducir el cuerpo del fallecido en un contenedor con agua y sales y presurizarlo para que, tras un breve espacio de tiempo -unas dos horas- sólo quedaran cenizas minerales y líquido", explicó un portavoz de la Asociación flamenca de sepultureros, según recoge el diario Telegraph.

Aunque los expertos insisten en que las cenizas se puede reciclar sin problema en los sistemas de aguas residuales, los restos también se pueden entregar en urnas a los familiares.

Seis Estados de EEUU han aprobado recientemente una ley que permite la utilización del procedimiento: Maine, Colorado, Florida, Minnesota, Oregón y Maryland.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.