viernes, 2 de julio de 2010

La vela solar ya navega rumbo a Venus

La misión experimental japonesa que quiere demostrar, por primera vez, las posibilidades de exploración espacial con una vela solar va por buen camino. Tras su lanzamiento el 21 de mayo, llegó el momento del despliegue de Ikaros , la vela solar, y una cámara que la acompañó hasta esa fase de la misión consiguió captar las imágenes de la vela desplegada, de 14 metros de lado.

"Mediremos y observaremos el estado de generación de electricidad en las células y la aceleración del satélite por presión de los fotones y verificaremos el control orbital a través de esa aceleración", explican los responsables de la misión. "Con estas actividades conseguiremos saber cómo hacer navegar la vela". El objetivo es mantenerla rumbo a Venus durante seis meses.


Ikaros está fabricada con un material delgadísimo (de 7,5 micras de espesor) recubierto en parte de células fotovoltaicas y fue lanzada junto a una sonda que se dirige a Venus. Si funciona bien, el velero será la primera misión de este tipo que tenga éxito en la historia espacial, ya que la idea es muy antigua pero nunca ha llegado a hacerse realidad. La membrana se mantiene extendida debido a que gira.

La cámara que tomó las imágenes es una de las dos que estaban en la zona central de la vela, donde se sitúan los equipos electrónicos. Se desprendió del satélite mediante un mecanismo de resorte y mandó las imágenes a través de ondas de radio.

El objetivo de esta misión experimental es probar tecnologías de aprovechamiento de la luz y la energía solares para trasladar de forma controlada objetos por el espacio sin gasto de combustible. "La vela solar consigue electricidad de las células de capa fina que tiene en la membrana, además de obtener aceleración de los fotones de la radiación solar", explica Jaxa , la agencia espacial japonesa.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.