Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

jueves, 15 de julio de 2010

Quedan 20 años para el Diluvio Universal


El calentamiento global en la Tierra es algo muy real y sus consecuencias ya podrán sentirse con toda su descomunal fuerza en el 2030, según pronosticó el ministro ruso de Recursos Naturales y Economía Yuri Trutnev.
Según él, si no nos ocupamos del problema ahora, podremos ser testigos del deshielo de los glaciales lo que traerá a colación un aumento del nivel de aguas oceánicas y hundimiento de varios territorios y hasta países enteros.

“El postulado fundamental es que tenemos que minimizar nuestra influencia sobre el planeta”, declaró Trutnev. Como prioridad el ministro ha llamado a reducir las emisiones de gases contaminantes que producen el efecto invernadero. Hay que empezar con una plantación masiva de bosques y con el uso de nuevos tipos de transporte, menos potentes y hasta híbridos. Mientras que el aumento de la superficie forestal es un proceso bastante lento, según opina el funcionario, el rápido reemplazo del parque automovilístico no es un problema irresoluble.
En lo que concierne a la industria, será muy difícil transformarla sobre bases respetuosas con la ecología en un período breve. De todos modos Trutnev ha llamado a la modernización que, según él, debe ser iniciada sin demora ninguna.
No todos están de acuerdo con la opinión de Trutnev. El deshielo ártico, según el científico Leonid Bobylev, no supone una gran amenaza. Mientras lo que sí resulta muy peligroso es la previsible desaparición de la capa de hielo que cubre la isla más grande del planeta, Groenlandia. No hay que olvidar que entre los científicos hay muchos que pronostican, al revés, como problema más grave el enfriamiento global, capaz de poner en peligro la propia existencia de la humanidad.  

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.