Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

jueves, 8 de julio de 2010

Realizan el primer vuelo nocturno de la historia propulsado sólo por energía solar

El 'Solar Impulse' ha batido un récord histórico al protagonizar el primer vuelo nocturno de un avión solar sin combustible, utilizando únicamente la energía solar. Tras volar durante 26 horas, ha aterrizado aterrizar en las pistas de Payerne (Suiza) a las 9.00 horas de esta mañana.

"He sido piloto durante 40 años, pero este vuelo ha sido el más increíble de mi vida. Estaba sentado frente a los controles viendo como las cargas de batería se completaban gracias al Sol. Entonces llegamos al momento más crítico, pues al ser la primera vez que volábamos sin luz solar no sabíamos si el avión se mantendría en vuelo toda la noche como estaba previsto. Acabo de volar 26 horas sin usar una gota de combustible y sin causar contaminación", ha comentado el piloto y co director del proyecto, André Borschberg.
Y es que, por primera vez, un avión solar ha volado durante un día y una noche seguidas sin carburante, explicó a la prensa el promotor del proyecto, Bertrand Piccard.

Próximo reto: cruzar el Atlántico

El próximo reto del 'Solar Impulse' será cruzar el Atlántico y, posteriormente, dar la vuelta al mundo haciendo escala en los cinco continentes. Este proyecto arrancó en 2004 con un presupuesto de cuarenta millones de euros con el objetivo de demostrar el potencial de la energía renovable en el sector de la aviación.
Así, este hito de la aviación se convierte en el más largo de la historia de un avión solar, logrando también la altura máxima hasta la fecha por un avión sostenible alcanzando los 8.564 metros sobre el nivel del mar.
La duración del vuelo encumbra a este prototipo de avión solar como el protagonista de la travesía aérea más larga de esta naturaleza, al superar la marca obtenida por otro aparato solar ultraligero con un piloto a bordo, que en 1981 logró volar de Francia a Inglaterra en cinco horas.
En los controles de la nave de amplias alas está el ingeniero y ex piloto de la Fuerza Aérea suiza Andre Borschberg, co-fundador del proyecto Solar Impulse con Piccard, quien viene de una familia de exploradores y aventureros.

12.000 células solares

Solar Impulse, que tiene 12.000 células solares dentro de sus alas de 64,3 metros, es un prototipo para una aeronave que sus creadores esperan realice la primera circunnavegación del planeta en el 2012.
Con un ala del mismo tamaño que la de un Airbus A340 y con 1.600 kilos de peso, apenas similar al de un automóvil mediano, el avión funciona con cuatro motores eléctricos y está diseñado para guardar energía de sus celdas solares en baterías de alto rendimiento.
Con seis años en desarrollo, el avión ya realizó dos vuelos de prueba cortos y exitosos, con el último sobre Payerne en abril, cuando pasó 87 minutos en el aire y alcanzó una altura de 1.200 metros.
"La intención de esta misión es demostrar el potencial de la energía renovable y las tecnologías limpias", dijo Piccard, cuyo padre Jacques fue pionero de la exploración submarina en un batiscafo.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.