sábado, 3 de julio de 2010

Suspense en la ISS a la espera de recuperar la nave perdida

Mañana por la tarde, los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (ISS) intentarán que la nave de carga Progress M-06 se acople a la plataforma y lo harán manualmente. El sistema automático falló el viernes y, en lugar de atracar en el módulo Zvezdá, como estaba previsto, el ingenio se desbocó y pasó de largo. Es la primera vez que pasa.



La Progress, que lleva en su interior dos toneladas y media de agua potable, oxígeno, alimentos, equipo científico, combustible, piezas de repuesto, medicinas, efectos personales para los astronautas y un nuevo sistema para reforzar la protección frente a la radiación, tiene todavía carburante suficiente para efectuar la maniobra y dispone además de placas solares, comentó esta mañana al canal de televisión ruso NTV Vitali Davídov, subdirector de Roskosmos, la agencia espacial rusa.
No obstante, si fracasa este nuevo intento y el gasto de energía supera el punto crítico, la nave se perdería irremediablemente en el espacio y habría que lanzar urgentemente otra o desalojar parcialmente la plataforma orbital. En cualquier caso, Davídov aseguró sin precisar que en la ISS hay actualmente reservas de víveres y oxígeno para “un cierto tiempo”.
«Giros incontralados»
La Progress debía haberse acoplado a la estación hacia las siete de la tarde del viernes (hora española), pero, según explicó, el cosmonauta ruso, Alexander Skvortsov, comandante de la misión, en una de las conexiones con el Centro de Control de Vuelos (TsUP), “todo iba bien hasta que, cuando faltaban sólo dos kilómetros, se produjo un fallo y la nave empezó a girar de forma incontrolada”. “No la pude ver, pasó de largo y no pudimos reaccionar para ponerla bajo control”, añadió. Según Skvortsov, “ahora la tenemos a la vista a través de la escotilla número nueve a unos tres kilómetros hacia la izquierda”.
Un incidente similar tuvo lugar el pasado 1 de mayo, pero los cosmonautas pudieron hacerse a tiempo con el gobierno de la nave y obligarla a atracar de forma manual. Ni entonces ni ahora, según el TsUP, hubo peligro de colisión con la ISS. La Progress fue lanzada el pasado miércoles desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán). A bordo de la plataforma espacial se encuentran actualmente, además de Skvortsov, sus compañeros rusos Fiódor Yurchijin y Mijaíl Kornienko y las norteamericanas Shannon Walter y Tracy Caldwell, además de Douglas Wheelock.

Fuente:
ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.