Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

lunes, 12 de julio de 2010

Testimonios Reales: Mis extrañas experiencias en Cortijo Jurado

Quiero contar que han sido varias las sorpresas que nos hemos llevado dentro del Cortijo Jurado.
Foto tomada de El Rincón de deafy27

Una noche, cuando aun se podía entrar, había un camino que te conducía hasta la casa. Era la primera vez que entraba. Estaba diluviando y no sabia que cuando llovía, ese camino se hacia barro completamente, puesto que el camino era de tierra y piedras. Yo me adentré con el coche. Íbamos cinco personas en el interior. Nada más entrar al recinto, no anduvimos con el coche ni dos metros si quiera, cuando note que el coche me era imposible controlarlo. Empezó a deslizarse solo hacia atrás y hacia el lateral derecho, mientras las dos ruedas laterales de la derecha se enterraron por el barro, haciéndome imposible continuar la marcha hacia la casa. Yo me asuste como nunca. Estaba diluviando, con una tormenta espectacular. Los rayos iluminaban la casa a las 12 de la noche que era. Imaginaros estar dentro de ese recinto con la casa delante completamente a oscuras y los truenos haciendo acto de presencia. Mi mirada no dejaba de clavarse en esa casa tenebrosa. No se porque, pero impacta más de noche que de día. Bueno, pues por más que pisaba el acelerador para intentar salir, me fue imposible. Se me quedó el coche estancado en ese sitio. Las ruedas resbalaban y el miedo más se apoderaba de nosotros. No sabíamos ya lo que era real o sugestión de la mente. El caso es que mi pareja llego a decir que veía una sombra negra justo al lado de la casa como mirando fijamente al suelo. Digamos que como si esa silueta estuviese mirando su propia tumba. Es decir donde se supone que estaría enterrado. Cuando mirábamos a la casa, veíamos como sombras blancas se asomaban a las ventanas. (Me reitero en que no sabíamos si era real o sugestión). El caso es que todos estábamos muy asustados dentro del vehículo, encontrándonos sin poder salir de ahí de ninguna de las maneras. Atrapados dentro del vehículo con la tormenta de compañía. Los nervios cada vez se apoderaban más de nosotros. La histeria en mis compañeras se hacia más presente. Bueno, llame a una grúa para que me ayudase a sacar el vehículo. Porque por más que lo intentamos nosotros no había manera. El coche aun se enterraba más. Tanto así que las ruedas se me desequilibraron completamente y el coche estaba cubierto de barro. Tuve que volver a mi tierra, Almería, a 100 km/h porque cuando pasabas de esa velocidad, el volante parecía que se iba a salir de como temblaba. Después de media hora o más esperando a que llegase la grúa, imaginaros la cara del gruista cuando llegó. Yo me baje del coche y le dije lo que me había pasado. Y el hombre, como con cara de asustado, me dijo entre gritando y enojado: “¿que hacéis aquí? ¿Para que venís aquí? ¡Vosotros no tenéis que venir aquí para nada¡

En otra ocasión también fuimos al cortijo. Pero ahí ya si pudimos entrar porque no llovía. Llevamos los aparatos para realizar algunas psicofonias. Mi pareja y alguna amiga de las que íbamos entraron en la casa, a una de las habitaciones. Mi pareja formulaba preguntas al aire para ver si algún ente contestaba a alguna de ellas. Cual fue nuestra sorpresa al escucharlas, que a una de las preguntas que hizo mi mujer ”HABLAME Y DIME QUIEN ERES”, se escucho un click psicofónico y acto seguido pregunta: “¿COMO TE LLAMAS?” y una voz tenebrosa masculina susurrante le dijo: !MATAAADD¡ Por supuesto eso no lo escuchamos hasta que no llegamos a casa. El miedo se apoderaba de mí.

En otra ocasión que fuimos. Yo me quedé fuera, en el coche, con una amiga, porque nos daba miedo a los dos. Y mi mujer, una amiga y su hermano se adentraron en la casa. Iban andando tan normal por el centro del patio cuando de repente oyeron un grito en seco de una mujer y como romperse cristales (no hay ni un solo cristal vivo), se miraron uno a los otros y se preguntaban entre ellos si habían escuchado lo mismo, siendo todas las respuestas un sí. Mi mujer dijo que no miraran atrás, todo hacia delante y dedicarse a lo que iban. Cuando salieron nos contaron todo.

En otras de las visitas, si entre yo. Estando en el patio me puse a echar unas fotos a las ventanas. Cuando pasé esas fotos al ordenador se podía ver claramente el rostro de una niña no más de 12 años. Pero clarita, clarita. Esa foto, por desgracia se me perdió y no supe más donde estaba.

Una noche fuimos a la mansión y pudimos encontrarnos allí con muchísima gente que venía de otros lugares, a investigar los fenómenos que allí ocurrían. Con nosotros vino la investigadora Rosa María Padilla. Cuando nos adentramos en el cortijo, (a todo esto eran las 4:00 de la mañana), hacia muchísimo frío esa noche. Un grupo de chicos que también iban a investigar llevaban consigo su cámara de video. Nos mostraron unas imágenes, que dos semanas antes habían recogido allí mismo. En las imágenes salían ellos grabando la entrada del cortijo y uno de ellos pregunto: ¿HAY ALGUIEN AQUÍ? y el amigo le dice: “SI, ESPETARE QUE TE VAN A CONTESTAR”. Y acto seguido se ve como una neblina perfilando una cara cadavérica que les dice: ¡¡VETE DE AQUÍ!! La voz era lo más tenebroso posible. Después se veía esa misma neblina que iba por delante de ellos. Mis ojos no daban crédito a lo que veían. Nos lo pusieron una y otra vez.

Y para terminar mis experiencias allí dentro (que son muchas pero no quiero tampoco agobiar) una de las veces que fuimos con Rosa María Padilla, dejamos su grabadora en una de las habitaciones, junto la nuestra. Con el micro totalmente extendido uno a cada lado. Cuando fuimos a escuchar los resultados, pudimos comprobar que en la mía se había grabado como una emisora de radio con las voces montadas y con muchísimo eco. Cosa que es imposible de los imposibles puesto que allí no rodea absolutamente nada. Esta en plena autovía y encima de una colina. Solo la rodea la carretera. Pues a mi se me grabo eso y a la investigadora que venia con nosotros se le había grabado voces, música de órgano, golpes, gritos etc, etc, etc,

En fin....hoy en día esta derruido por las obras que se comenzaron en ese lugar. Obras que tuvieron que pararlas porque al parecer los fenómenos que allí hay no dejaban hacer el trabajo... Se dijo que se perdían herramientas misteriosamente, sin saber como. Se quedó a medio arreglar. Las escaleras de acceso a la planta de arriba ya no están. Y un tabique echado abajo que deja visibilidad a la autovía. Pero aun así no cesan los fenómenos paranormales. Este invierno estuvimos allí y grabando con infrarrojos. En la cámara de video obtuvimos una psicofonia. La he subido al Facebook.

Bueno esta son algunas de mis experiencias. Espero que os haya entretenido. Quién pueda ir, merece la pena. Os invito a que os adentréis en la mansión del terror,,,

Un saludo.

Yerai Navarro Esteban.
Almería
Escuchar Recreación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.