jueves, 12 de agosto de 2010

Hallan los primeros restos del manto de la Tierra primigenia

Investigadores han encontrado un depósito que contiene restos del manto de la Tierra primitiva en la isla de Baffin , en el Ártico canadiense. El geólogo Matthew Jackson y sus colegas dan cuenta del hallazgo como el primer descubrimiento de lo que puede ser el manto de la Tierra primitiva esta semana en la revista 'Nature'.
   El manto de la Tierra es una cáscara rocosa y sólida que se encuentra entre la corteza de la Tierra y el núcleo externo, y constituye alrededor del 84 por ciento del volumen de la Tierra. El manto está compuesto por muchas partes distintas o depósitos que tienen diferentes composiciones químicas.

   Los científicos habían concluido con anterioridad que la Tierra tenía algo más de 4.500 millones de años, pero no habían encontrado un trozo del manto de la Tierra primitiva.
   Hasta hace poco, los investigadores generalmente han pensado que la Tierra y otros planetas del sistema solar eran condríticas, lo que significa que se pensaba que la química del manto que era similar a la de las condritas, que figuran entre los más antiguos del sistema solar primitivo. Suponiendo un modelo condrítico para la Tierra, en un trozo del manto primitivo habría ciertas proporciones de isótopos de los elementos químicos del helio, plomo y neodimio.
   Que el modelo de la Tierra fuera condrítico fue puesto en duda con un descubrimiento hace cinco años de un equipo de la Institución Carnegie de Washington, que sugiere que la relación del neodimio en la Tierra era superior al que cabría esperar si la Tierra fuese realmente condrítica.
   Esta apreciación cambió la relación de neodimio que se espera en el manto primitivo y, a su vez, cambió lo que los investigadores deben buscar para encontrar evidencias de un manto primitivo. Según el autor principal, Matthew Jackson, de la National Science Foundation, "habíamos estado buscando mal debajo de las rocas".
   Como muchas de las rocas antiguas se han derretido en el tiempo , la búsqueda de un pedazo del manto primitivo significa estudiar lavas. Las lavas mantienen la misma composición isotópica de las rocas que se han derretido en la lava. Por lo tanto, las prueba de composición de la lava es idéntica a la prueba de composición de la roca original.
   Cuando la hipótesis acerca de la relación de neodimio fue alterada, Jackson y sus colegas sabían que deberían echar un vistazo a las muestras de lava de la Isla de Baffin, ya que esas muestras contenían las proporciones correctas de helio y de neodimio. Descubrieron que las lavas también tenía la proporción correcta para el plomo. Los isótopos de plomo indican que los restos de Baffin tienen entre 4.550 y 4.450 millones de años , sólo un poco más jóvenes que la edad de la Tierra. La muestra proviene de lava de una vieja roca derretida que hace 62 millones de años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.