miércoles, 22 de septiembre de 2010

El metano dura menos de un año en la atmósfera marciana

El metano en la atmósfera de Marte dura menos de un año, según un estudio de la Universidad del Salento y de la NASA que se ha hecho público en el Congreso de Ciencia Planetaria Europeo que se celebra en Roma (Italia). Los investigadores han utilizado observaciones de la sonda espacial 'Mars Global Surveyor' para seguir la evolución del gas durante tres años marcianos.
   Según explica Sergio Fonti, de la Universidad del Salento y responsable del estudio, "sólo pequeñas cantidades de metano están presentes en la atmósfera marciana, que proceden de fuentes muy localizadas. Examinamos cambios en las concentraciones del gas y descubrimos que existen variaciones estacionales y anuales. La fuente del metano podría ser la actividad geológica o podría ser biológica, aunque aún no podemos decirlo. Sin embargo, parece que el límite superior para la duración del metano es menor a un año en la atmósfera marciana".

   Los niveles de metano son superiores en otoño en el hemisferio norte con puntos altos localizados de 70 partes por millón, aunque el metano puede detectarse en la mayor parte del planeta en esta época del año. Existe una disminución destacable en invierno, con sólo una débil banda entre 40 y 50 grados al norte. Las concentraciones comienzan a acumularse de nuevo en primavera y suben más deprisa en verano, expandiéndose por todo el planeta.
   "Una de las cuestiones interesantes que descubrimos fue que en verano, aunque el patrón de distribución general es en gran medida el mismo que en otoño, existen niveles superiores de metano en el hemisferio sur. Esto podría deberse a la circulación natural que se produce en la atmósfera pero tiene que confirmarse mediante simulaciones informáticas", explica Fonti.
   Existen tres regiones en el hemisferio norte donde las concentraciones de metano son sistemáticamente superiores: Tharsis y Elysium, las dos principales provincias volcánicas y Arabia Terrae, que tiene altos niveles de hielo subterráneo. Los niveles son los más altos en Tharsis, donde podrían estar en marcha los procesos geológicos, incluyendo la actividad por magma, hidrotermal y geotermal.
   Los años marcianos son casi dos veces de largos en comparación con los terráqueos. El equipo utilizó observaciones del espectrómetro de emisión termal de la sonda marciana entre julio de 1999 y octubre de 2004, que se corresponde con los tres años marcianos.
   "Nuestro estudio es el primero que ha utilizado datos de un espectrómetro en órbita utilizado para controlar el metano durante un periodo extenso de tiempo. La gran base de datos del espectrómetro nos ha permitido seguir el ciclo de metano en la atmósfera marciana con una exactitud y amplitud sin precedentes. Nuestras observaciones serán muy útiles para restringir los orígenes y la significación del metano marciano", señala Fonti.
   El metano se descubrió por primera vez en la atmósfera marciana a través de telescopios terráqueos en 2003 y se confirmó un año después por los datos de la Mars Express de la Agencia Espacial Europea. El año pasado las observaciones mostraron la primera evidencia de ciclo estacional.
   La atmósfera de Marte está constituida por un 95 por ciento de dióxido carbónico, un 3 por ciento de nitrógeno, un 1,6 por ciento de argón y trazas de oxígeno y agua, así como metano.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.