Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

viernes, 17 de septiembre de 2010

Identifican las áreas más antiguas de la superficie lunar

Un equipo de científicos liderado por la Universidad de Brown en Providence (Estados Unidos) ha identificado las dos regiones más antiguas de la superficie lunar que podrían convertirse en el objetivo de futuras misiones al satélite. Los resultados del estudio, que se publica en la revista 'Science', podrían proporcionar información sobre el origen de la Tierra.

   Los investigadores han construido un registro detallado de la historia del impacto de la Luna con datos de la sonda lunar 'Reconnaissance' de la NASA y sus descubrimientos revelan varios detalles sobre la superficie lunar así como de los proyectiles que le han dado forma a lo largo del tiempo.
   Los científicos, dirigidos por James Head, sugieren que en el futuro sus análisis de la superficie lunar podrían también desentrañar secretos de los inicios de la Tierra. Los investigadores utilizaron el altímetro láser de la sonda lunar sobre las medidas topográficas de alta precisión, en vez de imágenes, que se han utilizado de forma tradicional para construir las historias de impactos de la Luna.
   Basados en este nuevo catálogo de cráteres, los autores sugieren que las regiones con más densidad de cráteres han alcanzado estados de 'equilibrio de saturación', lo que significa que cada cráter adicional destruye uno previo por lo que el número de cráteres en realidad continúa siendo el mismo a lo largo del tiempo. Una vez que se alcanza este equilibrio de saturación, esa región de la superficie lunar no se puede datar con las técnicas de conteo de cráteres.
   Sin embargo, los investigadores identifican dos áreas de la Luna, el área sur de la cara visible y el área central del norte de la cara oculta, como las dos regiones más antiguas y que podrían haber pasado por las menores modificaciones desde su formación. Los autores sugieren que estas áreas son buenos objetivos para futuras misiones ya que podrían proporcionar las muestras lunares más antiguas para su estudio en la Tierra.
   Los investigadores también utilizan su nuevo catálogo de cráteres para investigar la naturaleza de los proyectiles que han bombardeado la superficie de la Luna durante miles de millones de años. Señalan que las montañas lunares contienen una mayor densidad de grandes cráteres en comparación con los pequeños y que ello implica que los primeros proyectiles que golpearon la Luna eran generalmente más grandes que los posteriores. La transición de los fragmentos de proyectiles más grandes a los más pequeños parece haber tenido lugar hacer unos 3.800 millones de años.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.