jueves, 7 de octubre de 2010

Hallado un idioma perdido en el Himalaya

Lele significa cerdo, aunque hasta ahora nadie lo sabía fuera de las remotas aldeas en las faldas del Himalaya donde viven las últimas 800 personas que hablan koro, un idioma recién descubierto.
Un grupo de lingüistas financiados por National Geographic se ha topado con el koro por casualidad. Su objetivo era estudiar otros dos idiomas en extinción que hablan las gentes de Arunachal Pradesh, un estado del noreste de India al que es difícil acceder por lo escarpado del terreno, y también porque China se disputa con India este territorio desde hace décadas.
Cuando los lingüistas comenzaron a escuchar el koro en 2008 pensaron que se trataba de un dialecto del aka, otra lengua de la zona, pero nada encajaba.

"El koro no podría sonar más diferente del aka, son tan distintos como el inglés y el japonés", explica David Harrison, profesor del Swarthmore College (EEUU) y uno de los directores de un proyecto para grabar y documentar las lenguas amenazadas del planeta.

Con el koro ya son 6.910 los idiomas que se hablan en la Tierra. La mitad de ellos está en extinción, por falta de escritura, conflictos étnicos o presiones políticas. Cada dos semanas, un lenguaje desaparece con la muerte de su último hablante.

Los koroparlantes son un grupo de unas 800 personas que viven en varias aldeas en las que cultivan el arroz y la cebada y cuidan a sus piaras de lele. No hay escritura, y sus hablantes no eran conscientes de usar una lengua diferente hasta que Harrison y su compañero Gregory Anderson llegaron allí hace dos años.
Origen desconocido

El equipo logró un permiso especial del Gobierno indio para adentrarse en la zona y se coló en las casas de bambú de sus habitantes para grabar sus palabras desconocidas.

Los expertos señalan que los vocablos, los sonidos y la gramática del koro son muy diferentes del aka, aunque ambas lenguas tienen un 9% en común. Por ejemplo, lo que los aka llaman "vo" es un "lele" para los koro, es decir, un cerdo.

Anderson y Harrison, que dirigen una ONG llamada Instituto de las Lenguas Amenazadas, señalan que el aka era la lengua de los antiguos comerciantes de esclavos en esta zona fronteriza entre India, China y Tíbet. Es posible que el koro sea la lengua de aquellos antiguos esclavos, aunque aún no es posible asegurarlo.

"Estábamos descubriendo algo que se estaba acabando; si hubiéramos tardado diez años más en venir, no habríamos encontrado ni de lejos el número de hablantes que hemos hallado", explicó ayer Anderson a AP. Apenas hay jóvenes entre los 800 koroparlantes, cuyo idioma no se escribe ni se estudia en la escuela, al contrario que el hindi o el inglés. Anderson pondrá ahora las bases del koro negro sobre blanco en un estudio que publicará la revista Indian Linguistics.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.