Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

martes, 12 de octubre de 2010

Piloto de EEUU "descubre" lienzo de Miguel Ángel bajo su sofá

El piloto militar estadounidense Martin Kober durante años guardó bajo un sofá una pintura de Miguel Ángel, informó hoy el diario The Daily Telegraph.

Según el rotativo, la autenticidad de la obra, que representa a una Virgen de la Piedad, fue confirmada por el historiador italiano del arte Antonio Forcellino encargado de examinar el lienzo.

“Estaba seguro de que se trataba de una copia. Pero el cuadro resultó mucho más bello que las imágenes de Roma y Florencia que conocía”, explicó Forcellino, quien recientemente publicó un libro titulado “La ‘Piedad’ perdida” en el que narra la historia de su descubrimiento.

Al principio, la pintura estaba en una pared del salón de la casa de los Kober. A pesar de que una leyenda familiar la atribuía al gran maestro renacentista, nadie creía que eso fuese cierto, por lo que, tras caer por un pelotazo de los niños, el cuadro terminó debajo de un sofá, de donde salió, por mera casualidad, en 2003.

Según el experto italiano, es una obra sin terminar, algo que nunca ocurre con una copia.
“Ningún cliente del Renacimiento hubiera pagado por una copia sin terminar. Estoy seguro de que estamos ante un Miguel Ángel auténtico”, argumentó Forcellino.

El experto rescató la historia del lienzo a partir de los archivos del Vaticano descubriendo que fue pintado en 1545 para la marquesa Vittoria Colonna, mujer muy culta e influyente que favorecía al artista. Un año más tarde, el cardenal Reginald Pole, futuro arzobispo de Cantebury, lo ofreció al cardenal italiano Ercole Gonzaga.

Posteriormente, el cuadro terminó siendo propiedad de una baronesa alemana que lo legó a su camarera, una prima lejana del bisabuelo de Martin Kober, y en 1883 cruzó el Atlántico.

El descubrimiento de Forcellino es especialmente valioso, puesto que Miguel Ángel, famoso como pintor sobre todo por sus frescos de la Capilla Sixtina, dejó pocos lienzos conocidos. Por eso, el precio del que salió de debajo del sofá de los Kober podría superar los 300 millones de dólares.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.