Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

martes, 30 de noviembre de 2010

Científicos creen que se pueden cultivar cereales en Venus, Marte y la Luna

La colonización de otros planetas será el gran desafío de la humanidad en un futuro no tan lejano. Es pronto para conocer cómo se realizará esta fantástica migración, pero miles de factores están en juego. Hace poco, el prestigioso físico y cosmólogo Paul Davies y su colega Dirk Schulze-Makuch aludían en la revista Journal of Cosmology a la urgente necesidad de enviar seres humanos a Marte sin billete de vuelta. Astronautas que emprendan el viaje sabiendo que jamás regresarán a la Tierra. De llevarse a cabo semejante misión el Planeta rojo o en otro mundo, una de las condiciones ineludibles que hay que tener en cuenta, especialmente si no cabe la posibilidad de regresar, es la subsistencia de estos heroicos pioneros estelares. ¿De qué van a vivir? ¿Qué van a comer? Como es lógico, es imposible que se lleven de la Tierra alimentos de por vida, así que tendrán que producirlos allá donde vayan. Esta es la idea de Giacomo Certini, investigador del Departamento de Plantas, Terreno y Ciencias Ambientales de la Universidad de Florencia en Italia, que está convencido de que el ser humano tendrá que cultivar sus propios vegetales en otros planetas o satélites naturales. Y tiene sus principales candidatos: Venus, Marte y la Luna parecen los más adecuados para la agricultura espacial.

Lo primero que viene a la cabeza para realizar un cultivo es que exista un suelo adecuado, con los nutrientes y la materia orgánica necesarios para que pueda dar fruto, algo que parece impracticable en Marte, Venus o la Luna. Sin embargo, uno de ellos destaca sobre los demás. Los científicos han descubierto, gracias en gran parte a los datos obtenidos por la sonda Phoenix de la NASA, que el Planeta rojo parece tener unos entornos más apropiados para mantener vida de lo que se esperaba, ya que contiene trazas de magnesio, sodio, potasio y cloro. Han encontrado nada menos que bloques químicos basados en carbono necesarios para la vida.

Cultivos en el aire
Los científicos recuerdan que no hace falta suelo para mantener una agricultura. Según explican en la web Space.com, la aeroponía, como se conoce este tipo de cultivo, puede hace crecer plantas en un entorno de aire o niebla sin suelo y con muy poca agua. Los científicos han estado experimentado con este método desde principios de la década de 1940, y los sistemas eaeropónicos se comercializan desde 1983. «¿Quién dice que el suelo es una condición previa para la agricultura?», se pregunta Ellen Graber, especialista de la Organización para la Investigación Agrícola en Israel. «Hay dos condiciones principales para la agricultura, la primera es que haya agua, y la segunda nutrientes para las plantas. Las agricultura moderna hace un uso extensivo del medio de cultivo sin suelo, el cual puede incluir muchos sustratos sólidos variados», explica en Space.com.

Auténtico maíz marciano
La NASA diseñó en 1997 un sistema de cultivo de planta sin suelo para ser probado a bordo de la Estación Espacial Mir, una tecnología en la que estaba especialmente interesada por sus bajos requisitos de agua. Además de alimento, los cereales cultivados de esta forma pueden ser una forma de oxígeno y agua potable para las tripulaciones espaciales.
Independientemente de la técnica, a no ser que la ciencia descubra la pastilla capaz de alimentar a una persona durante semanas, el cultivo de alimentos será indispensable para colonizar otros planetas. Quien sabe si los humanos podremos cultivar auténtico maíz marciano en el futuro.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.