Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Físicos creen posible crear un «agujero» en el espacio y el tiempo

Un ladrón podría entrar en la cámara secreta de un banco, forzar la caja fuerte, cerrar la puerta y largarse mientras la cámara de seguridad de la entidad solo muestra una habitación vacía y la caja fuerte... herméticamente cerrada. ¿Cómo lo ha conseguido el atracador? ¿Un truco de ladrón de guante blanco? No. Un truco de físico. Se trata de una nueva capa de invisibilidad que llega mucho más lejos de las que hasta ahora han presentado los científicos. No solo es capaz de ocultar un objeto material ante nuestros ojos sino que hace desaparecer una escena completa que ocurre en el espacio y el tiempo. Está pasando, pero no lo podemos ver. De momento, esto es solo una teoría, pero en el futuro podría hacerse realidad. La investigación aparece publicada en la revista Journal of Optics.


La fórmula para hacer desaparecer una escena completa consiste en utilizar los mismos metamateriales que ya se han empleado para la fabricación de otras capas de invisibilidad -las hay incluso en tres dimensiones-, y un efecto de la óptica. En teoría, ciertas fibras ópticas de silicio son capaces de producir este efecto gracias a la variación del índice de refracción, es decir, la velocidad de la propagación de la luz en las fibras. «Normalmente, la luz pierde velocidad cuando penetra en un metamaterial, pero es teóricamente posible manipular los rayos luminosos de tal forma que una parte de ellos se acelere, mientras el resto se ralentice» más de lo normal, explica Martin Mc Call, principal autor de la investigación y profesor en el Imperial College London.

Como en Star Trek
a parte de la luz acelerada llegaría antes que dicho acto se produzca, mientras que la parte más lenta llegaría después de la acción. Al dividir la luz y recomponerse «sin dejar huella», la acción quedaría literalmente en sombra y pasaría desapercibida para un observador. «Si alguien se desplaza a lo largo de un pasillo, le daría la impresión a un observador alejado de que de repente desaparece y aparece un poco más lejos, creando la ilusión de una teletransportación como en Star Trek», añade. Cuanto mayor sea el evento que se desea ocultar, mayor será la distancia necesaria para manipular la luz.

La teoría del vacío espacio-temporal podría ser ya utilizada, a través de las fibras ópticas, en el ámbito de la informática para multiplicar la capacidad de cálculo de los ordenadores.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.