miércoles, 24 de noviembre de 2010

Lagos se están calentando: NASA

Científicos de la NASA detectaron que los lagos de la Tierra han aumentado de 0.45 a un grado centígrado por década en los últimos 25 años como resultado del cambio climático.
Investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la agencia espacial estadounidense midieron la temperatura de 167 lagos alrededor del mundo y descubrieron que los ubicados en las latitudes medias y altas del hemisferio Norte son los que registran los mayores incrementos.

"Nuestro análisis proporciona una nueva e independiente fuente de datos para evaluar el impacto del cambio climático en la Tierra. Los resultados tienen implicaciones para los ecosistemas en lagos, los cuales pueden verse afectados negativamente con un pequeño cambio en su temperatura", dijo Philipp Schneider, autor principal del estudio que se publicará esta semana en la revista Geophysical Research Letters.


Aún los menores cambios en la temperature del agua pueden producir cambios en las poblaciones de algas convirtiéndose en plaga tóxica para los peces nativos, al absorber oxígeno e impedir procesos de esos ecosistemas.

El mayor aumento de temperatura de las aguas se ha registrado en los lagos del norte de Europa y es menor en el Sureste del continente, en el entorno de los mares Negro y Caspio, con una ligera tendencia a valores más altos hacia el extremo oriente siberiano, Mongolia y el norte de China.

En América del Norte el calentamiento es ligeramente superior en el suroeste de Estados Unidos que en la región de los Grandes Lagos. El aumento de temperatura del agua es inferior a la media en los trópicos y en las latitudes medias del hemisferio Sur.

Los resultados, destacan los científicos, son coherentes con los efectos del cambio climático.

Las medidas para esta investigación se tomaron con detectores de infrarrojo colocados en satélites de la Agencia Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA), estadounidense, y de la Agencia Europea del Espacio (ESA), centrándose en temperaturas nocturnas estivales (entre julio y septiembre, en el hemisferio norte, y ente enero y marzo, en el sur) porque es más difícil tomar datos globales en las estaciones en que muchos lagos pueden estar helados o cubiertos de nubes.

Leer artículo original (en inglés): NASA.

Fuente:
El Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.