miércoles, 10 de noviembre de 2010

Materia desconocida en medio de Vía Láctea

Científicos de la agencia espacial estadounidense (NASA) encontraron una gigante y misteriosa estructura nunca antes vista en nuestra galaxia, que tiene la forma de un par de burbujas que se expanden a través y debajo del centro de la Vía Láctea.

Cada burbuja mide 25 mil años luz de alto y su pudieron surgir del remanente de una explosión de un agujero negro ocurrida hace 50 mil años luz, calcularon los científicos del Centro Espacial y de Vuelo Goddard con ayuda del Telescopio de Rayos Gamma Fermi.

"Nosotros realmente no entendemos en su totalidad su naturaleza ni origen", aceptó Doug Finkbeiner, un astrónomo del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsoniano de la Universidad de Cambridge en Massachusets.
Cada burbuja posee una energía que fluctúa de 1 a 10 miles de millones de voltios. La energía de las burbujas emerge justo del centro de la galaxia y se extiende a 50 grados al norte y al sur, es decir se expande más allá de la mitad del cielo visible, desde la constelación de Virgo hasta la de Grus, lo cual podrían sumar millones de años.

"En otras galaxias hemos detectado destellos con salidas de gas. Cualquiera que sea la fuente de energía detrás de estas enormes burbujas, puede estar crelacionado con muchas incógnitas de la astrofísica", dijo David Spergel de la Universidad de Princeton en Nueva Jersey.

Finkbeiner y su equipo lograron el hallazgo gracias al telescopio Fermi de Gran Alcance (LAT, por sus siglas en inglés) el más sensible y con mayor resolución de rayos gamma nunca antes lanzado al espacio.

Los resultados de la investigación se publicarán en la revista The Astrophysical Journal.

¿Siempre estuvo ahí?

La NASA aseguró que probablemente nunca se había detectado esta estructura porque la nube de rayos gama se movía casi a la velocidad de la luz, por lo que sus partículas interactuaban con la luz y el gas interestelar de la Vía Láctea.

"El equipo del LAT refina constantemente sus modelos para descubrir nuevas fuentes de rayos gama desde fuentes oscuras, llamadas emisiones difusas. Gracias al uso de varias estimaciones de la nube. Finkbeiner y sus colegas fueron capaces de aislar la información del LAT y encontrar las burbujas gigantes", publicó la NASA en su página.

Indicios de la existencia de las burbujas aparecieron en los primeros datos del satélite alemán Roentgen. Las observaciones con rayos X sugerían una sutil evidencia de bordes de burbujas cerca del área central de nuestra galaxia.

La sonda Wilkinson de la NASA también había detectado un exceso de señales de radio justo en la zona donde el Fermi encontró las burbujas de rayos gamma.

Luego de dos años de monitoreo, el equipo del Centro Espacial y de Vuelo Goddard de la NASA publicó los resultados del Fermi en el que se encontró esta estructura hasta ahora desconocida.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.