jueves, 25 de noviembre de 2010

Reaparece la banda desaparecida de Júpiter

Nuevas imágenes de la NASA confirman que una de las bandas de Júpiter, que "desapareció" la pasada primavera, empieza a mostrar signos de una reaparición. Estas nuevas observaciones ayudarán a los científicos a entender mejor la interacción entre los vientos de Júpiter y la química de las nubes.

A principios de este año, astrónomos aficionados dieron cuenta de que una larga franja de color marrón oscuro, conocido como el Cinturón Ecuatorial Sur, al sur del ecuador de Júpiter, se había vuelto blanca. A principios de noviembre, el astrónomo aficionado Christopher Go de Cebu City, de Filipinas, vio una mancha inusualmente brillante en el área blanca antes ocupó la banda oscura. Este fenómeno ha despertado el interés de los científicos en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, y de otros centros astronómicos.
Después de las observaciones de seguimiento con el Telescopio Infrarrojo de la NASA en Hawaii, el Observatorio WM Keck y el telescopio del Observatorio Gemini, los científicos creen que la desaparecida banda oscura está haciendo una reaparición.

Las imágenes han sido publicadas en la dirección http://www.nasa.gov/topics/solarsystem/features/jupiter20101124-i.html.

"La razón por la que Júpiter parecía 'perder' esta banda - camuflándose entre las bandas que rodean blanco - es que los vientos habituales descendentes que mantienen la región libre de nubes se calmaron", dijo Glenn Orton, científico investigador en el JPL. "Una de las cosas que estábamos buscando en infrarrojo evidencia que el material más oscuro emergente al oeste de la mancha era en realidad el inicio de la compensación en la cubierta de nubes, y eso es precisamente lo que hemos visto."

Esta cubierta de nube blanca se compone de hielo de amoníaco. Cuando las nubes blancas flotan a una altura superior ocultan el material marrón desaprecido, que flota a una altura inferior. Cada pocas décadas más o menos, el Cinturón Ecuatorial Sur se vuelve completamente blanco durante tal vez uno a tres años, un evento que ha intrigado a los científicos durante décadas. Este cambio extremo en apariencia sólo se ha visto con el Cinturón Ecuatorial Sur, lo que hace único a Júpiter y todo el sistema solar.

La banda blanca no fue el único cambio en el gran planeta gaseoso. Al mismo tiempo, la Gran Mancha Roja de Júpiter se tornó en un color rojo más oscuro. Orton dice que el color de la mancha - una tormenta gigante de Júpiter que es tres veces el tamaño de la Tierra y tiene un siglo o más de edad - puede aclarar un poco más como el Cinturón Ecuatorial Sur hace su reaparición.

El Cinturón Ecuatorial Sur experimentó un ligero brillo mientras la nave New Horizons de la NASA volaba de camino a Plutón en 2007. Luego hubo una rápida "recuperación" de su color oscuro habitual tres o cuatro meses más tarde. Procesos de avivamiento y desvanecimiento han sido observados en varias ocasiones a lo largo del siglo 20 y es probable que se trate de un fenómeno a largo plazo en la atmósfera de Júpiter.

Los científicos están particularmente interesados en observar este último caso porque es la primera vez que han sido capaces de utilizar los instrumentos modernos para determinar los detalles de los cambios químicos y dinámicos de este fenómeno. Observar detenidamente este evento puede ayudar a afinar las cuestiones científicas que se plantean de cara al viaje de la nave espacial Juno de la NASA, previsto en 2016, y una misión más grande propuesta a la órbita de Júpiter y que explorará también su satélite Europa después de 2020.

Fuente:
Europapress

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.