jueves, 2 de diciembre de 2010

Así es la atmósfera de un planeta parecido a la Tierra fuera del Sistema Solar

Los planetas que están fuera del Sistema Solar (llamados extrasolares o exoplanetas) están llenos de incógnitas para los científicos. Sin embargo, la avanzada tecnología de los nuevos y potentes telescopios está haciendo posible investigar la composición de estos mundos y, por tanto, buscar lugares que pudieran ser habitables.

Buena muestra de ello es el estudio que esta semana recoge la revista 'Nature'. Un equipo internacional de astrónomos ha analizado por primera vez la atmósfera de un exoplaneta 'supertierra'. Con este nombre se conoce a los planetas que son más grandes que el nuestro.

El examen del exoplaneta GJ 1214b ha sido posible gracias al instrumento FORS del Telescopio Muy Grande (VLT, en sus siglas en inglés) del Observatorio Europeo Austral (ESO).

Un exoplaneta hallado en 2009

Este planeta extrasolar fue descubierto en 2009. Tiene un radio dos veces y medio más grande que el de la Tierra y es seis veces y medio más masivo que nuestro planeta, unas medidas que han llevado a los astrónomos a catalogarlo como una 'supertierra'. Sin embargo, el director del Observatorio Astronómico Nacional, Rafael Bachiller, cree que GJ 1214b podría ser "un objeto intermedio entre nuestra Tierra y los planetas gaseosos gigantes (con atmósferas muy densas y opacas)", por lo que sería más adecuado referirse a él como un 'minineptuno'.

Su estrella anfitriona está situada en la constelación de Ophiuchus, a unos 40 años-luz de la Tierra. Se trata de una estrella de pequeño tamaño, lo que ha facilitado el estudio del planeta. Los astrónomos observaron la luz que procedía de la estrella mientras el exoplaneta pasaba junto a ella. Parte de esta luz pasa a través de los gases de la atmósfera del planeta. En función de la composición química y del clima, los gases absorben determinadas longitudes de onda, dejando en el espectro la huella de sus componentes. Las mediciones fueron comparadas con las hipótesis formuladas previamente para determinar las posibles composiciones que podría tener la atmósfera.
Vapor de agua

Los datos obtenidos por los astrónomos, liderados por el estadounidense Jacob Bean, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, no han sido suficientes para revelar la composición de esta atmósfera. Los astrónomos barajaban varias posibilidades y han podido descartar una de las hipótesis a partir de las mediciones obtenidas por el VLT.

Dos son las teorías que consideran más probables: que la atmósfera tenga vapor de agua (sin nubes) o bien, que se trate de un planeta rocoso con una atmósfera compuesta principalmente de nubes de hidrógeno, altas y opacas, que oscurezcan las zonas de baja altitud. Queda descartada una tercera hipótesis que apuntaba la posibilidad de que se tratara de una atmósfera rica en hidrógeno, pues no se han encontrado signos reveladores de este elemento.

Desde que en 1995, el suizo Michel Mayor descubrió el primer planeta fuera del Sistema Solar ya se han hallado más de 500. Sólo en el último año se han encontrado más de cien, lo que refleja la rapidez con la que se están descubriendo exoplanetas y aumenta las probabilidades de los astrónomos de encontrar mundos con características parecidas a la Tierra.
 
Fuente:
El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.