Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

sábado, 18 de diciembre de 2010

Un eclipse alineará la sombra del Teide y la Luna después de una década


La madrugada del 21 de diciembre será testigo de un eclipse total de Luna, un fenómeno que desde Tenerife podrá observarse, minutos antes de la salida del Sol, lo que creará una imagen única: la sombra del Teide sobre la atmósfera, coincidiendo con el amanecer, apuntará directamente a la luna eclipsada en una alineación casi perfecta. Este doble espectáculo del cielo no se observa en la isla desde 2001 y, para no perder la oportunidad, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) colabora en la retransmisión on-line del fenómeno en directo.


Según ha informado el IAC, las periódicas alineaciones del Sol, la Tierra y la Luna regalan a los habitantes del planeta esos espectáculos llamados eclipses. El próximo, un eclipse de luna total, se produce debido a que La Tierra se interpondrá por espacio de algo menos de dos horas entre el Sol y la Luna, que se halla en fase de plenilunio o luna llena. La sombra del planeta irá poco a poco ocultando al satélite hasta taparlo por completo. En Canarias esto ocurrirá a las 7.40 del martes 21 (8.40 horas, en horario peninsular).

En un eclipse total de Luna, ésta no desaparece por completo. Los rayos del Sol, refractados en la atmósfera terrestre, pueden incidir e iluminar la superficie lunar que se verá en tonalidades rojizas desde La Tierra. Este hecho es lo que convierte al Parque Nacional del Teide en el lugar perfecto para admirar una vista singular: la del volcán apuntando a la luna eclipsada.

Cada atardecer y amanecer, el pico más alto de España regala a habitantes y visitantes la imagen de su sombra proyectada sobre la atmósfera. Si, además coincide con la luna llena, esta sombra aparece cerca del satélite. No es difícil coincidir con un plenilunio para admirar el espectáculo. Por eso, este suceso se convierte en excepcional sólo cuando la luna abandona su clásico tono blanco por el color rojizo que le otorga el eclipse. "El fenómeno se vivió durante el eclipse del 9 de enero de 2001 y hemos tenido que esperar una década para presenciar, de nuevo, el espectáculo", explica el investigador del IAC Miquel Serra-Ricart.

Para aquellos no estén ese día y a esa hora en Tenerife, el IAC colaborará con la asociación científico cultural Shelios y el grupo Cíclope de la Universidad Politécnica de Madrid en la retransmisión, en directo, del eclipse desde el Parque Nacional del Teide. Se podrá acceder en la dirección www.eclipsesolar.es

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.