Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

viernes, 28 de enero de 2011

Íker Jiménez: ´Hay que descartar satanismo etílico en las profanaciones´


Íker Jiménez, director de Milenio 3, en la cadena SER, y de Cuarto Milenio, en Cuatro, se ha hecho eco en ambos programas del caso de las profanaciones de tumbas en el antiguo cementerio del municipio de Arico la pasada madrugada de Año Nuevo después de que La Opinión de Tenerife publicara en exclusiva al día siguiente, y en sucesivas ediciones, el asalto a cinco nichos de los que se llevaron siete restos mortales. Un caso que investiga la Guardia Civil y que ha vuelto a poner en el mapa de las noticias "insólitas" a Arico y a Tenerife. Cuarto Milenio volverá a tratar el asunto en un próximo programa y ayer estuvo grabando en la redacción de La Opinión.


–¿Por qué le interesan las profanaciones de Arico?

–Son un hecho insólito. Hay muchas profanaciones, pero ladrones de cuerpos no habíamos visto desde hace muchas décadas.

–¿Cómo tuvo conocimiento de ellas?

–Leyéndolo en la opinión de tenerife. Y luego conectando con nuestro corresponsal José Gregorio González que raudo se dirigió al lugar de los hechos y nos proporcionó la primera toma de contacto y las primeras imágenes. Al ver los nichos extraídos de verdad que sentí un escalofrío. No parecía un hecho normal en absoluto.

–En función de su experiencia, ¿cree que las profanaciones y los robos de cadáveres de Arico pueden estar relacionadas con alguna cuestión de ocultismo, brujería, magia negra, sectas?

–Hay opiniones encontradas. Desde luego hay que descartar el puro vandalismo o el "satanismo etílico". Es decir, hay un conocimiento, una selección de los cadáveres. Una operación fría y calculada. Lo del "individuo pintado" que testimoniaron algunas personas me hace pensar en un culto vudú, tema serio y quizá preocupante. Hablamos de la magia negra más atávica y potente del mundo.

–¿Tiene conocimiento de otros casos similares en las Islas Canarias?

–Sí, pero no de esta magnitud, desde luego.

–No es la primera vez que su equipo dedica un programa a sucesos misteriosos ocurridos en Tenerife. ¿Hay algo mágico en esta Isla o está dentro de los misterios habituales con los que usted se encuentra?

–Tenerife ha sido protagonista muchas veces en Cuarto Milenio. Aprovecho para dar un abrazo virtual a todo el público de las Islas que nos otorga siempre un cariño y una audiencia tremenda. Tenerife tiene misterio en su propia historia, en la etnografía, la antropología, la tradición, la leyenda y todo tipo de sucesos de difícil explicación. Yo creo que con José Gregorio González hemos hecho más de veinte reportajes en la Isla en estos seis años de programa. Es un dato esclarecedor de la importancia de este lugar en el mapa de los misterios.

–¿Qué misterio relacionado con Canarias recuerda que le haya impactado más?

–Sin duda las apariciones de ovnis de los años setenta. Casos como el de Gáldar de 1976, con cientos de testigos cualificados y catalogado como OVNI por el Ejército del Aire, es decir, sin explicación, me parece algo grandioso. A destacar que dentro de la gran esfera vista en la zona de Gáldar había "dos figuras gigantescas". No me cabe la menor duda de que es uno de los grandes Expedientes X españoles.

–¿El seguimiento de su programa en Canarias es mayor o menor que en otras Comunidades?

–Casi siempre es líder de audiencia. Y eso desde el principio. Por eso mi agradecimiento absoluto a la maravillosa gente del Archipiélago.

–¿Le une algún lazo especial con Canarias en general o con alguna de las Islas en concreto?

–Conozco algunas Islas, he investigado en ellas y tengo grandes amigos, como José Gregorio González, un ejemplo de investigación, honestidad y buen hacer, o Nando Hernández que está teniendo un gran éxito con su libro Taucho, que ahonda en los misterios de los guanches. Gente maravillosa. Casi todos hilados por la pasión en la investigación. Ojalá pueda regresar pronto. Quedan muchas cosas por contar.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.