domingo, 9 de enero de 2011

"Sí, hemos visto cosas inexplicables" ENTREVISTA AL ASTRONAUTA DE LA ESA JEAN-FRANÇOIS CLERVOY

-Está a punto de despegar. ¿Qué siente? Escoja una palabra
-Fantástico. Irreal.
-Son dos...
-Es que te preguntas a ti mismo: ¿Soy yo el que está aquí? ¿Soy yo el que va a volar? Pero esa sensación solo aparece cuando tienes un momento de respiro. Cuando tienes que trabajar, ya no puedes pensar.

-¿Qué recuerda de manera especial de sus tres viajes espaciales en el Discovery y el Atlantis?
-Ver la Tierra es algo que emociona especialmente. Es muy bella. Y la ves entera 16 veces al día.Una vuelta con un transbordador son 90 minutos, durante 45 estás en invierno, y los siguientes en verano. Igual con respecto al día y la noche. Uno se enamora de nuestro planeta.
-En su tercer vuelo colaboró en la reparación del Hubble, el telescopio espacial que ha realizado algunas de las fotografías más espectaculares del Universo.
-Esta será la misión que contaré a mis nietos cuando los tenga. Este sentimiento de haber contribuido al conocimiento de la Humanidad es muy importante para mí.
-Parece que la NASA ha renunciado definitivamente a volver a la Luna. ¿Es la decisión correcta?
-La NASA, a lo que ha renunciado, es al programa «Constelation», que era una de las formas de ir a la Luna. Considera que hay otros destinos con más interés.
-¿Cuáles son?
-Asteroides, Marte... Será una misión en cooperación internacional. Los dirigentes de las potencias espaciales van a reflexionar sobre cuál es el destino futuro. En el caso europeo, nuestra contribución está muy condicionada por lo que hagan EE.UU. y Rusia, pero jugamos un gran papel.
-Si usted pudiera decidir, ¿adónde cree que deberíamos ir?
-Propondría una estación espacial que fuera visitable, en una órbita geoestacionaria -a 36.000 kilómetros girando alrededor de la Tierra-. Europa tiene la tecnología y la capacidad para liderar el proyecto.
-Hace poco, dos científicos proponían enviar a Marte astronautas solo con billete de ida. ¿Lo cree posible?
-Es inconcebible. Un astronauta es como un embajador de la Humanidad y alguien que acepta un destino fatal no nos representa correctamente. El escenario sería diferente si gracias a esto salváramos a la Humanidad, pero no es el caso.
-¿Tiene colegas dispuestos a participar en una misión semejante?
-Yo claramente no, ni tampoco ningún colega. Le aseguro que en una selección de astronautas, si alguien respondiera que sí está dispuesto, no sería elegido.
-Precisamente, usted conoce bien el experimento Mars 500, en el que seis voluntarios permanecen aislados 520 días, lo que dura un viaje a Marte.
-Es un experimento que va a ayudarnos a vivir en condiciones de aislamiento, aunque aquí pueden irse cuando quieran. De momento, la convivencia entre los voluntarios funciona muy bien.
-Stephen Hawking ha dicho que si la Humanidad no coloniza otros planetas, está condenada al fracaso.
-Completamente de acuerdo. La exploración es vital para la supervivencia de la especie. Piense en la sonda Huygens de la ESA. Esta nave recorrió 1.400 millones de kilómetros para llegar hasta Titán y aterrizó con un error de un kilómetro. Esto demuestra lo que puede hace Europa.
-Eso es fantástico, pero hay gente que se queja de que las agencias espaciales gastan cantidades exorbitantes.
-Los detractores dicen que el espacio es caro, pero no lo es. En Europa, el gasto que hacemos en vueltos tripulados es del orden de un euro por ciudadano al año.
-En la última selección de astronautas de la ESA no ha habido ningún español...
-Yo he participado en la selección y había cantidad de españoles excelentes al final, pero es imposible tener a uno por país. De todas formas, Pedro Duque es joven. Si John Glenn voló con 78 años...
-¿Cree que existe vida inteligente fuera de la Tierra? ¿Debemos evitarla, como dice Hawking?
-Personalmente, me gustaría creer que no estamos solos en el Universo. Y, bueno, si recordamos la historia de la Humanidad, los conflictos han surgido por dos temas: supervivencia y religión. Si una civilización es capaz de llegar hasta aquí, seguramente nada de eso sería un problema.
-¿No hay rumores entre los astronautas de cosas que no puedan explicar?
-Sí, hay algo de eso. Algunas veces hay cosas que vemos y que no reportamos, quedan como un secreto. Por supuesto, son temas que no ponen en juego la seguridad
-¿Temen que no les tomen en serio?
-Puedes ser mal comprendido, dar una imagen frívola o que interpreten que has cometido un error.
-¿Cuál es su sueño como astronauta?
-Mi sueño es volar el tiempo suficiente para conocer la Tierra de memoria.

Fuente:
ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.