domingo, 20 de marzo de 2011

19-03-2011 Primer Punto de Encuentro del equipo de S.A.I.P.Clave7

A pesar de lo agoreros que presagiaban grandes catástrofes debido a la inusual cercanía del vigilante sideral de nuestro mundo, La Luna, que dominaba en la negrura del cielo ninguneando incluso la intrusión artificial del alumbrado público. A pesar de nuestro "error de cálculo" al programar la primera reunión oficial del año en una fecha señalada en nuestro calendario gregoriano como "El Día del Padre", motivando que muchos de nuestros amigos no asistieran por atender sus debidas y consecuentes obligaciones familiares. A pesar, tal vez, por otros factores que aún no llegamos a percibir, allí estuvimos.
GRACIAS A TODOS LOS QUE ACUDIERON
GRACIAS A LOS PROPIETARIOS DEL TINAJÓN DEL TOSCAL POR SU INESTIMABLE COLABORACIÓN

El lugar: El Tinajón del Toscal, en la histórica calle santacrucera de San Martín.
Hora: 20:00 horas.
Tema principal de la noche: Experimentación en el campo de las "psicoimágenes".



Copas varias, tapas que recreaban el apetito y lo acogedor del lugar nos fueron imbuyendo en una amena charla por la que sobrevolaron los muchos proyectos que tenemos en mente, las nuevas pesquisas tras las que andamos y alguna nuevas directrices que estudiamos instaurar en el seno de nuestro grupo. Hasta que se apagaron las luces..., Juan Carlos Antúnez, entre charla y charla, ya había instalado el material técnico para nuestro experimento. Todos nos colocamos expectantes en torno al monitor. Mientras Antúnez nos relataba en que consistía el proceso de este tipo de experimentación y Carlos Soriano nos contaba alguna de las insólitas historias que rondaron en los principios de la parapsicologia en la rama de las psicoimagenes, nos quedábamos casi hipnotizados por aquellos barridos de claro-oscuros que parecían salir de aquella pantalla.

Grabamos durante pocos minutos y analizamos unos cuantos fotogramas, como muestra de lo laborioso que el estudio serio resulta. Algunas curiosas pareidolias no obligaron a tornar la mirada e inclinarnos hacia aquella pantalla, que en ocasiones parecía estar generando cierta tridimensionalidad. Probablemente un simple efecto óptico. Pero a 25 fotogramas por segundo, en una grabación de tan solo 10 segundos de duración requería más tiempo en su rastreo del que disponíamos. 
Y así poco a poco llegó a su fin nuestro Primer Punto de Encuentro, del que partimos con el conocido sabor que provoca, desde cierto sector de nuestro cerebro, ese bioeléctrico y recurrente pensamiento: ...quiero más!

Más información sobre El Tinajón

Texto y fotos: Carlos Soriano 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.