sábado, 26 de marzo de 2011

Clave7 colabora con RTVC: Reportaje para Código Abierto sobre "Santa Catalina de el Tablero"

No decae el interés del equipo del programa Código Abierto, de RTV Canaria, en mostrar a sus televidentes cuantos misterios rondan en torno a la idiosincrasia de los canarios. Y con esta apuesta en mente, surgió la idea de visitar este nuevo enclave del que poco se ha hablado en los últimos tiempos. Una vez más la reportera Míriam Gaspar se puso en contacto con nuestro equipo para solicitarnos información sobre una imagen que lleva siglos intrigando a propios y extraños.


En el municipio tinerfeño del Rosario, en un pequeño pueblo llamado El Tablero, se encuentra ubicado un barranco que resultó clave hace unos años para la investigación arqueológica del archipiélago. Por una accidentada vereda, flanqueada por tuneras, además de hermosas margaritas y violetas, se accede a la cara norte del Barranco de Jagua. En un recodo del camino, a modo de remanso perfecto para el descanso, se abre una pequeña explanada, donde la mirada se te escapa hacia una gran oquedad situada al fondo. Allí, casi como si nos hubiera visto llegar, un rostro enigmáticamente definido nos miraba desde lo alto de la pared que flanqueaba aquella explanada: "Santa Catalina del Tablero".

La presencia de aquella imagen allí se pierde en la memoria de los más viejos del lugar. Echando cuentas, podríamos remontarnos a hace casi 200 años. Lamentablemente no se han realizado los análisis oportunos para poder dar una datación exacta. Los lugareños cuentan que una enorme roca se desgajó de la pared del barranco hace mucho tiempo. En la parte no desprendida que quedó descubierta apareció sin más aquel rostro. Los devotos vecinos identificaron en él a su patrona, la Virgen Santa Catalina. Y desde entonces hasta hoy es venerada y respetada por ellos, convirtiendo aquel agreste enclave en un Lugar Sagrado. 
Enigmático rostro impregnado en la roca

Y es en la misma memoria de los vecinos, trasmitidas de generación en generación por tradición oral, donde encontramos sorprendidos insólitas historias que parecen dar un carácter milagroso a aquella imagen. La más popular de ellas hace referencia a un cazador que trató de borrarla a tiros. Cuentan que encañonó su escopeta hacia el rostro, situado a unos 3 metros de altura, y que cuando disparó, no solo falló si no que su escopeta se quebró dejándolo ciego. Otras, en cambio, cuentan como parece proteger a los buenos vecinos que han transitado por aquel barranco durante siglos en busca de las fuentes naturales de agua que se encuentran en su cauce, propiciándoles, en alguna ocasión, de una extraña luminosidad que iluminaba su camino en las noches.


También recogimos de sus recuerdos como algunos ingenuamente intentaron limpiar la imagen con agua y lejía, sin conseguirlo. Cómo la propia roca parece proteger al rostro de las inclemencias del tiempo, evitando incluso que se moje por la lluvia. Y como llaman al rojizo estrato que se encuentra a los pies de la imagen "Tierra Sangre" o "Tierra Sagrada".
¿Sobrenatural, natural o artificial?

Nos cuentan también que otros, antes que nuestro grupo, ha hecho noche allí tratando de desentrañar los misteriosos sucesos que allí ocurren. "Cali" uno de los vecinos del pueblo, quien se ha encargado desde hace años en cuidar el lugar de la "aparición", nos hizo llegar, además de corroborar lo ya reseñado, un dato que nos intrigó en gran medida. Al parecer alguno de estos investigadores había conseguido hacer una foto, en la cueva que allí se encuentra, en la que se apreciaba, según las impresiones de quienes la tomaron, la fantasmal imagen de una señora anciana sentada en una de las rocas y que los vecinos del pueblo identificaron con otra vecina ya fallecida. Este dato solo añadió más leña al fuego de nuestra idea de volver con "todo el equipo".


Pero alejándonos un poco del fervor religioso de los lugareños y sin faltar un ápice al respeto que sus creencias merecen, hay que reseñar otros posibles orígenes a su adorada imagen.
"Cali", frente a la cámara de RTVCanaria
Por aquel agreste barranco se abre un sendero considerado en la categoría de Camino Real. Esta reseña solo lo reciben aquellos caminos que han sido una vía de comunicación vital entre poblaciones, antes de la llegada del progreso. De este modo se tiene constatado que era antaño parte del transito tradicional para la peregrinación hacia la villa mariana de La Candelaria, donde se encuentra la sagrada imagen de la patrona de las islas. Por tanto se teoriza con la posibilidad de que, el lugar objeto de nuestra investigación, fuese fruto de la necesidad de acondicionar un lugar de descanso y oración por los peregrinos, ya que era frecuente que se les hiciera de noche en tan devota carrera. Pero si este dato es cierto, y repetimos que no está constatado, los peregrinos habrían pintado la imagen de su devoción. Por tanto este rostro estaría, siempre hipotéticamente hablando, representando a La Virgen de La Candelaria y no a Santa Catalina.
Miriam Gaspar entrevistando a Fernando Álvarez

La otra teoría, también por constatar, menciona la posibilidad de que el rostro no sea más que una curiosa conjunción de manchas en la roca, producto de la filtración de varios elementos, de la composición y de la oxidación al estar expuesta a la intemperie. Nosotros a esto añadimos que, la gran definición que el rostro presenta no es casual. La simetría no es un elemento que abunde en la naturaleza. Creemos que la devoción popular debió ver algo parecido a un rostro en estas manchas y perfiló intencionadamente la cara. Siempre, insistimos, movidos por la devoción cristiana del pueblo. Algo que, a nuestro juicio merece todo nuestro respeto.

Juan Carlos Antúnez dando detalles de nuestra investigación
Llegados a este punto debemos reseñar algo fundamental. El estamento arqueológico  oficial no  se ha interesado en demasia por esta imagen. Cierto es que la extracción de muestras lo suficientemente grandes para su debido estudio podría deteriorarla. Intentaremos, de todos modos, indagar si se ha realizado algún tipo de análisis oficial.

También es curioso como el clero no parece haberse pronunciado en este sentido. Sabemos que son conocedores de la imagen, pero la toman con total cautela. En definitiva para ellos lo importante es la Fe cristiana que los vecinos de El Tablero profesan a esta imagen.

"Cali" mostrando a Miriam Gaspar curiosidades del lugar
Llevados por tanto, por el misterio que aún suscita, en la tarde del 25 de marzo nos reunimos con el equipo de RTV Canaria, Miriam Gaspar y Miguel, y nos dirigimos hasta el lugar. Gracias al amigo Ponce y a su inestimable ayuda conseguimos contactar con "Cali", quien amablemente nos cedió su tiempo y su testimonio para dejar constancia frente a la cámara de la devoción de su pueblo por la imagen y de algunos de los sucesos insólitos que en torno a ella han ocurrido.

Del mismo modo agradecemos a RTV Canaria que contara con nuestra humilde opinión sobre el particular para la consecución de un reportaje que verá la luz este lunes, 28 de marzo, en la sección ¿Qué pasó?. El programa Código Abierto se emite todos los lunes, a partir de las 23:50 horas (hora Canaria). Para los que quieran verlo fuera de las islas, tienen la opción se hacerlo a través de Internet en su web, en el apartado TV Directo.
Este es el reportaje emitido el lunes 28 de marzo:
Texto y fotografía: Carlos Soriano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.