Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

viernes, 22 de abril de 2011

Hallado el entierro de una mujer neolítica de hace 6.000 años

Una inhumación neolítica de hace 6.000 años formada por el esqueleto de una mujer y su ajuar han sido hallados en las obras de ampliación de un párking en la plaza de la Gardunya de Barcelona, según ha explicado en rueda de prensa ante la fosa el jefe de servicio del Museo de Historia de Barcelona (MUBA), Ferran Puig.

Se trata --muy probablemente-- de una mujer adulta enterrada en posición fetal y acompañada de sus objetos de ornamento personal líticos y de hueso, como un brazalete de cuentas de variscita, un collar de pequeñas cuentas de esteatita y un colgante con el colmillo de un jabalí, un enterramiento muy habitual en la época neolítica antigua y media.

Los materiales de su ajuar procedían de zonas tan alejadas como las minas de Gavà y de zonas volcánicas de los Pirineos, enmarcadas en una cultura nómada a temporadas, agrícola y ganadera --además de recolectora de moluscos-- y en un entorno entonces boscoso de robles y encinas.

La plaza de la Gardunya fue un llano fértil donde se recolectaba cebada y trigo primitivo, y junto a la zona de Sant Pau del Camp y la Rambla --en el barrio del Raval--, se han registrado diferentes niveles arqueológicos en los últimos 20 años.

Después de su hallazgo y de la obtención de las autorizaciones correspondientes de la Generalitat, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) retirará pieza por pieza la inhumación --los huesos, los objetos ornamentales y las cerámicas-- para transportarlas al Centro de Conservación del museo y allí tratará los restos para su preservación.

No obstante, Puig ha avisado de que los huesos se encuentran en mal estado por la acidez del substrato, por lo que algunos no se podrán conservar aunque sí contribuirán a la datación del conjunto mediante el Carbono 14.

Precisamente, Puig no ha descartado que en los alrededores de la plaza haya otros restos por descubrir, aunque ha advertido de que muchos pueden haberse perdido por construcciones anteriores, en las que no se conservaron los restos.

DE LA MODERNIDAD A LA PRESHITORIA

En un orden inverso a la cronología, las excavaciones arqueológicas en Barcelona, concretamente en el área del Raval, han permitido ir descubriendo el paso de las diferentes civilizaciones, desde el hallazgo de edificaciones de la época moderna, pasando por la medieval y la romana hasta alcanzar el alba de los tiempos con la prehistoria.

Estos hallazgos han constatado que existe una "franja neolítica" susceptible de contener sorpresas arqueológicas entre la calle del Pi y la Ronda de Sant Pau, donde, con toda probabilidad, vivieron y se enterraron los humanos prehistóricos.

La inhumación se encuentra cerca de restos del antiguo convento de Jerusalén, debajo del cual se hallaron restos urbanos que acreditan construcciones de la edad moderna, niveles de época romana con algunos entierros --por su proximidad a la vía romana-- e incluso llegando a la prehistoria, con hallazgos líticos, óseos y cerámicos.

Este "interesante" entierro completa el registro arqueológico que el MUHBA estudia desde hace casi tres años, y que empieza a ofrecer una panorámica amplia capaz de describir los ritos funerarios, las costumbres y la estética de estas poblaciones.

"Ahora podremos tener una perspectiva general de este rompecabezas y lograr un conocimiento suficientemente profundo", ha dicho el director del MUHBA, Joan Roca, quien ha avanzado su intención de acercar estos hallazgos a la ciudadanía a través de una exposición y de su participación en la investigación.

Fuente:
Europapress

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.