viernes, 15 de abril de 2011

Por si usted se aburre, inventaron un mapa online para "probar" bombas atómicas.

Con los problemas nucleares surgidos en Japón tras el terremoto, el fantasma de las bombas atómicas que asolaron Hiroshima y Nagasaki ocuparon la memoria de gran parte del pueblo japonés y, por que no, del resto del mundo.

Un blog dedicado a la arquitectura de datos creo un sistema para que, a través de los conocidos mapas satelitales de Google, el usuario pueda apreciar los daños causados por una bomba atómica.

Partiendo desde la iniciática y pequeña “Little Boy” de 15 kilotones de potencia, la bomba lanzada en 1945 por el B-29 Enola Gay sobre Hiroshima, hasta la tenebrosa T-zar de 50 megatones, pasando por la que arrasó con Nagasaki y hasta alguna cinematográfica.

El programa, llamado GroundZero, permite con sólo buscar en el mapa el destino y elegir la bomba el mapa, ver cual sería el alcance de la detonación. Por ejemplo, el Conurbano completo se vería afectado por una bomba Mk 28, aquella popularizada en una película de Stanley Kubrick, en al que uno de los tripulantes del avión bombardero que la lanza sobre la Unión Soviética termina montado sobre ella como un vaquero.

T-zar sobre Berazategui

El gráfico interactivo muestra cuanto daño y muertes provocaría una bomba atómica. En el centro de la explosión casi todas las personas morirían en menos de 24 horas, algo más alejado los daños principales son en la piel. Para que sea fácil entenderse compara los daños radiactivos con quemaduras de sol o de agua hirviendo.

Casi un juego que revive el peligro de las bombas atómicas, peligro hegemónico durante los años de la guerra fría y que tras la caída de la Unión Soviética pareciera haber desaparecido, aun cuando las grandes potencias sigan teniendo en sus arsenales este tipo de mortíferas armas.

Fuente:
24CON

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.