Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

jueves, 14 de abril de 2011

Un bombardeo de asteroides y cometas originó las atmósferas de la Tierra y Titán

Un bombardeo de asteroides y cometas dio origen a las atmósferas de la Tierra y Titán --el satélite más grande de Saturno-- hace 3.900 millones de años, según un estudio de los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Josep Maria Trigo y Francisco Javier Martín, que ha sido publicado en el último número de la revista Planetary & Space Science, según ha informado el consejo.

Así, el CSIC ha detallado que el análisis de los datos obtenidos por la misión Cassini-huygens, un proyecto de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana, sugiere que la evolución química de ambas atmósferas estuvo marcada por el último gran bombardeo de asteroides y cometas durante la formación del sistema solar.


Además, han hallado grandes similitudes entre la Tierra y Titán, a pesar de que ambos cuerpos planetarios, a pesar de que ambos se formaron muy lejos uno del otro (el planeta azul se encuentra nueve veces más cerca del Sol que el satélite de Saturno). En concreto, según los investigadores, sus atmósferas tienen en común la abundancia de nitrógeno molecular, deuterio, hidrógeno, carbono, nitrógeno y oxígeno, los cuales apuntan al mismo origen derivado del impacto de cometas y asteroides.

Según los científicos, el "gran bombardeo tardío" se inició cuando los planetas gigantes Júpiter y Saturno migraron hasta sus actuales órbitas, lo que produjo un impulso gravitatorio sobre cuerpos helados formados en varias regiones de la parte externa del Sistema Solar. Como consecuencia, una gran cantidad de objetos ricos en agua y en materia orgánica empezaron a impactar sobre planetas rocosos como la Tierra.

Precisamente, han llevado a cabo un estudio termodinámico de las condiciones atmosféricas de ambos cuerpos planetarios, el que sugiere que la evolución química de ambas atmósferas habría sido similar. "Dado que la Tierra se formó en un entorno muy caliente próximo al Sol, ese gran bombardeo tardío resultó fundamental para enriquecerla con los ingredientes básicos para la aparición de la vida --explica Trigo-- de hecho, la mayoría de las cuencas y grandes cráteres de la Luna fueron provocados por el impacto de estos objetos enriquecedores en ese período, tal y como dataron las rocas lunares recogidas por las misiones Apolo".

Otra de las evidencias, según Trigo, es que la abundancia de metales enla corteza y el manto terrestre tiene su origen en ese proceso de enriquecimiento. Finalmente, los investigadores creen que el "gran bombardeo tardío" fue clave para cambiar el destino de la Tierra, un planeta que hace 3.900 millones de años no era adecuado para la vida, ya que el flujo de radiación ultravioleta que emitía el Sol en aquel período era mucho mayor. "Debido a este flujo de un joven Sol, una atmósfera terrestre rica en nitrógeno molecular hubiese sido inestable", puntualiza Torres.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.