viernes, 6 de mayo de 2011

Matemáticos españoles resuelven una conjetura abierta hace 50 años

Dos matemáticos pertenecientes al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Alberto Enciso y Daniel Peralta, han logrado descifrar las trayectorias que siguen las partículas sujetas a fluidos no viscosos en estado estático, una conjetura que llevaba abierta desde hace medio siglo.

El estudio, publicado en la revista 'Annals of Mathematics', se remontan a hace unos 250 años cuando el físico y matemático suizo, Leonhard Euler postuló la ecuación de los fluidos estacionarios que fue bautizada con su apellido. El trabajo de Euler trataba de analizar qué leyes de movimiento rigen el comportamiento de las partículas de un fluido en estado estacionario.

Sus investigaciones serían, por tanto, aplicables a las moléculas que conforman al contenido de un vaso de agua. Así, determinó que aunque el líquido esté en apariencia estable, sus partículas están sometidas a movimientos continuos dentro de su medio.

Según ha explicado Enciso, tras el trabajo de Euler "ya se sospechaba" que las trayectorias de las moléculas "no son en absoluto sencillas" sin embargo ahora se ha podido determinar que "las trayectorias pueden estar enmarañadas y anudadas, y pueden presentar el aspecto de una burbuja anular".

La conjetura resuelta por los investigadores del CSIC "está directamente relacionada con la física y la ingeniería", ha señalado Encino, quien ha apuntado que el hallazgo está dentro de la "principal línea de investigación actual hacia la comprensión de los fenómenos de turbulencia y estabilidad en mecánica de fluidos".

En un plano más cercano, las trayectorias de las partículas demostradas por los matemáticos españoles también son seguidas por las moléculas atmosféricas. "Este resultado subyace a la turbulencia, que explica los problemas asociados a predecir la evolución de los fenómenos atmosféricos y determinados sucesos meteorológicos" ha asegurado el científico.

De la misma manera ha indicado que estas trayectorias también son aplicables a los fenómenos de fusión nuclear que tienen lugar en el Sol y en los campos magnéticos asociados al plasma.

Fuente:
Europapress

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.