Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

viernes, 10 de junio de 2011

Los ingredientes para la vida se formaron en el espacio

En los últimos meses, varias investigaciones han sugerido la idea de que los meteoritos trajeron los elementos y moléculas necesarios para el surgimiento de la vida en la Tierra. No portaban la vida en sí, como sugería la ya clásica teoría de la Panspermia acuñada por el químico sueco Svante August Arrhenius, según la cual la vida está diseminada por el Universo y llegó a nuestro planeta en forma bacteriana unida a un meteorito.

Ahora, un equipo de investigación dirigido por Christopher Herd, de la Universidad de Alberta (Canadá), ha estudiado cuatro muestras de meteoritos de gran pureza que explican, no sólo la presencia de materiales orgánicos prebióticos, sino también el origen y la evolución de los mismos. Los resultados se han publicado en la revista 'Science'.

Las muestras analizadas fueron producidas por la desintegración de un meteorito mayor que entró en la atmósfera y cuyos pedazos cayeron en el lago Tagish, en el estado canadiense de la Columbia Británica en enero de 2000. Los investigadores aseguran en el artículo que se trata de muestras muy vírgenes, ya que cayeron en un lago congelado y se recogieron sin contaminación alguna. La persona que los encontró comunicó el hallazgo a los científicos antes de recoger las muestras, evitando así el contacto con las manos y garantizando su pureza.
Evolución extraterrestre de los materiales

Los investigadores observaron variaciones en la química orgánica que correspondían con cambios en la geología del meteorito. Según Herd, encontraron una correlación sorprendente en las muestras, lo que dio a su equipo de investigación las claves del proceso que altera la composición de la materia orgánica transportada por el asteroide. Entre los compuestos orgánicos encontrados están los aminoácidos y ácidos monocarboxílicos, dos sustancias químicas esenciales para la evolución de las primeras formas de vida en la Tierra, fundamentales, por ejemplo, para la formación de proteínas.

El científico principal de la investigación asegura que el hallazgo muestra la importancia de los asteroides a la historia de la Tierra. "Es una pieza más del puzzle prebiótico que relaciona las condritas carbonáceas con el origen de la vida", explica a ELMUNDO.es Jesús Martínez Frías, investigador del Centro de Astrobiología, una institución mixta entre el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Las condritas carbonáceas son un tipo de meteoritos ricos en materia orgánica que contienen muestras de los materiales que participaron en la creación de la Tierra hace unos 4600 millones años. Estos materiales incluyen algunos que se formaron antes de la formación del Sistema Solar y pueden haber sido cruciales para la formación de la vida en la Tierra.

El complejo conjunto de materiales orgánicos que se encuentran en las condritas carbonáceas pueden variar sustancialmente de meteorito de meteorito. La nueva investigación muestra que la mayoría de estas variaciones son resultado de la actividad hidrotermal que tuvo lugar unos pocos millones de años después de la formación del Sistema Solar, cuando los meteoritos todavía eran parte de cuerpos celestes más grandes, probablemente asteroides.
Teoría del origen común

El material orgánico de las condritas carbonáceas comparte muchas características con la materia orgánica encontrada en otras muestras primitivas, incluyendo las partículas de polvo interplanetario, cometas y micrometeoritos de la Antártida. Algunos científicos, argumentan que esta similitud indica que la materia orgánica en todo el Sistema Solar se originó a partir de una fuente común, posiblemente el medio interestelar.

Para demostrar eso, debería haber una relación entre el grado de alteración hidrotermal que un meteorito experimenta y la química de la materia orgánica que contiene. Si, como muchos han especulado, la materia orgánica de los meteoritos tiene un papel clave en el origen de la vida en la Tierra, la hipótesis de la fuente común indicaría que estos materiales han podido llegar a cualquier sistema planetario en formación.

"Normalmente, se pensaba que la materia prebiótica extraterrestre evolucionaba una vez que el meteoroide alcanzaba un planeta en forma de meteorito. Los autores de este nuevo artículo proponen que los procesos hidrotermales que ocurren en los cuerpos padres asteroidales también son fundamentales en esta transformación de la materia prebiótica, en un paso anterior al planetario", asegura Martínez Frías.

De esta manera, según el investigador español, "existirían cambios por combinaciones entre temperatura (aprox. 150ºC), las fases inorgánicas (minerales) asteroidales y la materia orgánica primaria asteroidal carbonácea que serían previos a los que sucederían posteriormente en la Tierra (o en otro planeta, si es que el proceso puede repetirse). Pero la materia extraterrestre ya habría sufrido una primera fase de evolución".

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.