miércoles, 31 de agosto de 2011

Cómo hacer que llueva con láser

¿Se puede controlar la lluvia? Más allá de las mágicas danzas que algunas culturas destinan a ese fin, por su potencial impacto en la agricultura y en otras actividades humanas, los científicos han dedicado grandes esfuerzos a investigar cómo conseguir precipitaciones en los lugares más áridos. Los métodos más comunes empleados hasta ahora consistían en la dispersión en la atmósfera de pequeñas partículas de hielo seco, yoduro de plata u otras sales, pero el nuevo sistema presentado por investigadores de la Universidad de Ginebra va más allá.Los físicos han utilizado un láser para crear gotas de agua en el aire. El estudio, que aparece publicado en Nature Communications, quizás pueda algún día ayudar al ser humano a modificar las condiciones atmosféricas a su antojo.

La técnica provoca la condensación de agua y el crecimiento de gotitas de hasta varias micras de diámetro en la atmósfera tan pronto como la humedad relativa supera el 70%. Los científicos probaron el láser sobre el río Rhône, en Suiza, y, efectivamente, se formaron gotitas, no lo suficientemente pesadas para caer como lluvia, pero los expertos creen que, si consiguen hacerlas cientos de veces más grandes, serán capaces de provocar un aguacero. Claro que, ¿quién quiere crear lluvia en un lugar que ya es muy húmedo? En efecto, el láser necesita mucha humedad en el aire para funcionar, pero es en los lugares más secos del planeta donde realmente haría falta un invento semejante.
Durante 20 minutos

El método funciona con el disparo de rayos láser en el aire, creando unas partículas de ácido nítrico que atraen las moléculas de agua y evitan que se evaporen. Las partículas de tamaño micrométrico se forman de manera estable y persisten durante al menos 20 minutos, lo que, según los científicos, demuestra que la condensación no es algo transitorio durante el pulso de láser, sino más bien un proceso que permite el crecimiento de gotas estables, aunque sean de tamaño micrométrico.

Los científicos esperan perfeccionar su método para, algún día, poder provocar la lluvia a su antojo. Quizás, quién sabe, los mapas del tiempo del futuro tengan un rayo láser como símbolo.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.