viernes, 19 de agosto de 2011

El instituto SETI continuará buscando vida extraterrestre

La búsqueda de inteligencia extraterrestre, estancada actualmente, será retomada a mediados de septiembre gracias a nuevas donaciones privadas, según informó el instituto de investigación privado SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) de Mountain View, en California. 
El Allen Telescope Array (ATA), un telescopio con 42 grandes antenas receptoras de ondas de radio cuyo objetivo es captar posibles mensajes extraterrestres funcionó hasta finales de abril. El fin de los subsidios estatales puso fin a esa búsqueda. 
Ahora, las donaciones privadas alcalzaron hasta hoy los 219.793 dólares (más de 150.000 euros), lo que permitirá continuar con los trabajos. Entre los conocidos como 'estrellas del SETI' están la actriz Jodie Foster, protagonista de la película de ciencia ficción sobre vida extraterrestre 'Contact', o el astronauta de la NASA Bill Anders. 


Donaciones de milloanrios 
Ese dinero permitirá continuar al menos durante un tiempo con el proyecto. El presidente del SETI, Tom Pierson, señaló que desde abril se necesitarán unos cinco millones de dólares (unos tres millones y medio de euros) en los próximos dos años para mantener vivos los trabajos. 
El instituto rastrea las ondas de radio del cosmos en búsqueda de señales creadas artificialmente. Paul Allen, fundador junto con Bill Gates de la empresa Microsoft y uno de los hombres más ricos del mundo, donó en 2004 más de 13 millones de dólares para la construcción del radio telescopio 'Allen Telescope Array' (ATA) y apoyó el proyecto anteriormente con más de 11 millones de dólares. 

Críticas al proyecto SETI 
Pero la búsqueda de vida extraterrestre tiene también sus detractores: los críticos creen que de existir, otras formas de vida no necesariamente se comunicarían con ondas de radio y también alegan que la probabilidad de captar señales a una distancia muy grande son escasas. 
El investigador Frank Drake presentó en 1961 una ecuación que lleva su nombre con la que se calcula la probabilidad de determinar la existencia de otro tipo de vida. 
Sin embargo, no se conocen muchos de los factores introducidos en la ecuación. También las dos sondas Voyager de la NASA que se encuentran en las fronteras del Sistema Solar llevan a bordo mensajes para posibles receptores.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.