miércoles, 7 de septiembre de 2011

Hallan en Cáceres una punta de lanza de más de 9.000 años

El equipo de investigación de Primeros Pobladores de Extremadura (PPEx) ha hallado en la cueva de El Conejar de Cáceres una punta de lanza usada para cazar que ha sido datada cronológicamente en el Paleolítico superior y Mesolítico, por lo que podría tener entre 28.000 y 9.000 años.

El arqueólogo Antoni Canals, uno de los responsables de este proyecto de investigación que se desarrolla hace once años en las cuevas del Calerizo cacereño, ha indicado que se trata de una pieza de unos tres centímetros de longitud que está realizada sobre un soporte de asta trabajado por abrasión hasta configurar una punta, punzón o azagaya de sección circular.

La pequeña pieza presenta además una decoración de líneas rectilíneas paralelas conocidas vulgarmente como 'marcas de caza', y que sirven como ejemplo de la unidad cultural de grupos humanos que habitaron Europa durante la última glaciación.


La tipología de la pieza es similar a la de otras que se han hallado en yacimientos del ámbito cantábrico como Bolinkoba en el País Vasco; Los Azules y Cueto de la Mina de Asturias; Altamira y El Pendo en Cantabria, y en el francés (Laussel, La Madeleine o Bassempouy).

Este hecho demostraría que las sociedades del paleolítico europeo "compartían ideas y maneras de actuar", ha dicho Canals, que ha destacado la importancia de este hallazgo que corrobora que las poblaciones del Calerizo cacereño "estaban asentadas y muy bien desarrolladas" porque estos elementos de caza manifiestan una conducta humana moderna y compleja vinculada a la planificación en grupos de caza.

La pieza se descubrió durante la campaña de excavaciones en la pasada Semana Santa y se ha dado a conocer hoy aprovechando la visita de la consejera de Cultura y Educación, Trinidad Nogales, a la cueva de Santa Ana, donde el grupo PPEx está llevando a cabo una nueva campaña arqueológica que concluirá el próximo día 18.

Nogales, que ha estado acompañada por la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, y la directora general de Patrimonio Cultural, Pilar Merino, ha conocido de primera mano los trabajos que se realizan en esta cueva, en los que participan un total de 25 jóvenes arqueólogos, de los que siete son de Extremadura, ocho han llegado de otros puntos de la geografía española como Jaén, Valencia, Pontevedra, Barcelona o Melilla, y el resto provienen de países como Turquía, Corea del Sur, Rusia o Japón.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.