lunes, 19 de septiembre de 2011

Tenerife prueba un 'rover' para viajar a Marte


Un paisaje desértico, zonas con escasa vegetación, llanuras, áreas montañosas y rocosas, hundimientos similares a cráteres y un clima que garantiza muchas horas de sol y poca lluvia. Las particulares características del Parque Nacional del Teide lo convierten en un lugar muy adecuado para simular las condiciones que se darían en inhóspitos destinos como Marte o la Luna.

Por ello, la isla canaria ha sido la elegida para probar durante diez días la tecnología de los vehículos robóticos europeos ('rover') que en los próximos años serán enviados para explorar Marte y la Luna.Un equipo de veinte científicos del Programa PRoVIsG (Planetary Robotics Vision Ground Processing) han tomado desde el pasado lunes el Teide para probar el sistema de cámaras y de navegación deBridget, el prototipo de vehículo robótico desarrollado por la empresaAstrium para preparar la misión europea 'ExoMars'. Aunque el objetivo es enviar al planeta rojo el primer 'rover' europeo hacia el año 2018, el proyecto ha sufrido retrasos en varias ocasiones.


Pruebas de campo

"Enviar un 'rover' al espacio cuesta mucho dinero así que antes de mandar una misión hay que estar seguros de que todo funciona perfectamente. Por ello, necesitamos ir a sitios representativos. Puedes probar la tecnología en un laboratorio, pero no es lo mismo que hacerlo en un lugar como El Teide", explica Jorgina Busquets, una de las ingenieras de Astrium que lideran este proyecto internacional en el que participan científicos de varias universidades y centros de Reino Unido, Alemania, Austria, EEUU, Francia y República Checa.

Bridge ya visitó Tenerife hace cinco años. En aquella ocasión se probó con éxito el funcionamiento del vehículo robótico. "En febrero de 2006 vine a Tenerife por primera vez buscando un lugar para probar el prototipo de vehículo que iría a Marte. Lo que realmente me sorprendió fue la belleza del paisaje. Es uno de los lugares más bonitos en los que he estado, así que estuve encantado de que las autoridades nos dieran permiso para realizar los ensayos", afirma Lester Waugh, el jefe del proyecto de Astrium.

Aunque en zonas del Reino Unido como Clarach Bay se han realizado ya varias pruebas de campo de Bridget, el mal tiempo impide con frecuencia realizar los ensayos, pues los 'rover' no son resistentes al agua (en Marte y la Luna no llueve). "Tenerife es un lugar perfecto. Además de que el tiempo acompaña, hay rocas, zonas montañosas, llanos como los de Ucanca, ...El paisaje es muy rico y podemos tomar imágenes en tres dimensiones", explica el ingeniero británico.
Los 'ojos' del 'rover'

Ante la sorpresa de los turistas que visitan estos días el parque nacional, Bridget explora los bellos paisajes del Teide. Avanza lenta pero segurapor la zona conocida como Minas de San José. Y es que, aunque sólopuede recorrer 150 metros por hora, los instrumentos que están siendo probados le permiten tener un amplio conocimiento del suelo que pisa.

Una de las cámaras dota al 'rover' de un campo de visión de 360º. La Pan Camp le proporciona pares de imágenes stereo (como los ojos) que se utilizan para conseguir capturas en tres dimensiones, como se observa en este vídeo. Las imágenes, grabadas durante una prueba de campo en Clarach Bay (Reino Unido), muestran lo que los científicos observan gracias al 'rover'.

La cámara denominada 3D-Tiempo de Vuelo le permite obtener una imagen en tres dimensiones mediante una única cámara. Por último, cuenta con una cámara hiperespectral, que capta imágenes en diferentes bandas de frecuencia para determinar la composición de los materiales.

Las cámaras están integradas en un mástil, que puede desplegarse hasta una altura de dos metros, de modo que la visión que ofrece es parecida a la que tendría un ser humano que caminara por la Luna o Marte.

El vehículo robótico cuenta, además, con un instrumento con el que podrátomar muestras del subsuelo. Este taladro ultrasónico pulveriza rocas con vibraciones de alta frecuencia sin necesidad de aplicar mucha fuerza. Por lo que respecta al sistema de navegación, el 'rover' traza la trayectoria para alcanzar un objetivo que le haya sido asignado.
Control remoto

El ingeniero Andrew Ratcliffe controla a Bridget desde una furgoneta situada a unos cien metros del robot. Este fin de semana se realizará un ensayo para controlar remotamente al vehículo desde Inglaterra, donde tiene su sede la compañía Astrium, que coordina las pruebas de campo e integra en su 'rover' los equipos ópticos desarrollados por sus socios de PRoVIsG.

Además, como comprobó esta periodista, el vehículo puede ser controlado fácilmente mediante un 'joystick'. En pocos segundos, el 'rover' realiza los movimientos requeridos con sus seis ruedas (puede girar las dos delanteras y las dos traseras). Este sábado, los científicos permitirán que algunos de los visitantes que se acerquen al parque puedan controlar remotamente al 'rover' y comprobar lo que puede hacer.

Bridget mide 1,2 metros de longitud y tiene una anchura aproximada de un metro. Está fabricado con aluminio, algo de acero y plástico. Las dimensiones finales del vehículo que se suba a una nave espacial dependerán de los instrumentos que finalmente se incorporen pero su peso oscilará entre los 200 y los 300 kilogramos, según explica Lester Waugh. El 'rover' se mueve gracias a cuatro baterías extraída de un carrito de golf. Son baratas y fáciles de conseguir, lo que ayuda a abaratar los costes.

Las pruebas de campo de PRoVIsG, que cuenta con un presupuesto de seis millones de euros, se están llevando a cabo en varias zonas del Teide, como las Minas de San José, rica en depósitos de pumita. La zona fue explotada comercialmente a cielo abierto desde mediados del siglo pasado para extraer piedra pómez. La actividad minera, desarrollada durante varias décadas, provocó un fuerte impacto ambiental en el terreno, por lo que el área fue restaurada ambientalmente.

Durante los últimos años, el Parque Nacional del Teide se ha convertido en hogar de numerosos proyectos científicos: "El Teide es uno de los cinco volcanes más estudiados del planeta. Además, en el parque también se desarrolla otro tipo de investigaciones para aumentar el conocimiento humano, como este proyecto", afirma José Luis de la Rosa García, director adjunto del Parque Nacional del Teide. Antes de autorizar cualquier proyecto se lleva a cabo un estudio de su impacto ambiental para asegurarse de que estas actividades se desarrollan sin dañar el entorno.
Aplicaciones en otros sectores

Video streaming by Ustream
Astrium tiene ya un nuevo prototipo de 'Rover'. Bruno, que se encuentra en Inglaterra, incorpora una serie de mejoras respecto a Bridget. Por ejemplo, tras las pruebas de campo de 2006, los ingenieros decidieron sustituir las seis ruedas rígidas del 'rover' por otras flexibles, pues se adaptan mejor al terreno. Ni Bruno ni Bridget viajarán al espacio. Son las plataformas en las que ensayan los instrumentos desarrollados por los científicos.

Una tecnología que, como suele ocurrir con las innovaciones desarrolladas inicialmente para el espacio, tienen aplicaciones en otros sectores. Entre ellas, Lester Waugh destaca el uso de las cámaras para explorar zonas peligrosas: "Por ejemplo, cuando se produzca un accidente nuclear o la erupción de un volcán, se puede enviar un 'rover' para que compruebe la situación antes de que entre una persona". En Austria, esta tecnología se utiliza ya como soporte para la construcción de túneles.
Misión tripulada a Marte

La NASA es, hasta ahora, la única agencia espacial que ha enviado con éxito vehículos robóticos a Marte. Opportunity y Spirit han hecho un gran trabajo y sus misiones han permitido a los científicos mejorar su conocimiento del planeta rojo y preparar una misión tripulada. A finales de año tiene previsto enviar a Marte un nuevo 'rover', Curiosity. Los datos recabados por los 'rover' marcianos ayudarán a elegir los mejores emplazamientos para un futuro aterrizaje y las mejoras zonas para establecerse.

Por otro lado, la agencia espacial estadounidense presentó esta semana el cohete SLS, con el que planea enviar a sus astronautas a Marte hacia el año 2030. El ingeniero Lester Waugh, que lleva varias décadas dedicado a desarrollar tecnología para la exploración espacial, considera que para lograr mandar una misión tripulada al planeta rojo hace falta mucho dinero pero, sobre todo, compromiso: "Si los gobiernos realmente se comprometen a mandar al hombre a Marte, podremos conseguirlo", asegura.

De momento, los científicos seguirán ensayando en análogos marcianos como Tenerife los vehículos para preparar esta misión: "Seguro que volvemos", aseguran.

Fuente:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

.