lunes, 3 de octubre de 2011

Crean una pequeña 'alfombra voladora' de plástico

Un nuevo Aladino podría estar soñando con salir volando en su alfombra mágica. Su nombre es Noah Jafferis, un estudiante de postgrado de la Universidad de Princeton (Estados Unidos) que ha creado un pequeño tapete de plástico capaz de despegar y moverse en el aire.



El hallazgo, publicado en la revista 'Applied Physics Letters', de momento se limita a una hoja de 10 centímetros, transparente, que 'levita' tras recibir las ondas de una corriente eléctrica, que logran llenar de aire diminutos recipientes, de forma que la 'alfombra' se mueve de adelante hacia atrás y de arriba abajo a una velocidad de un centímetro por segundo, si bien su inventor asegura que podría llegar a alcanzar el metro por segundo.

Jafferis se sintió inspirado tras leer el artículo de un matemático. Al principio, a James Sturm, miembro de su equipo, le pareció una idea temeraria. En su opinión, no se podía predecir cómo se doblaría la lámina con lo cual sería imposible alimentarla de la corriente eléctrica adecuada para que su propulsión fuera la correcta.

Durante dos años, se hicieron intentos y, finalmente, se pudo dominar la forma de la onda. Aún así, tanto Jafferis como sus colegas relacionan su creación más con un aerodeslizador que con un avión, porque sólo funciona muy cerca de la tierra. Mientras las ondas se mueven a lo largo de la hoja, se bombea el aire hacia atrás, lo que hace de fuerza de empuje.

Jafferis reconoce que se trata de un prototipo limitado, porque para ser un artefacto pequeño, tiene que llevar unas pesadas baterías para moverse tan sólo unos centímetros, pero ya está trabajando en la utilización de placas solares, con las que su 'alfombra mágica' podría volar libremente a grandes distancias.

Incluso ya se imagina los lugares en los que podría usarse. Según explica a la BBC, sería el medio de transporte ideal en ambientes polvorientos, como Marte, donde las piezas de otros vehículos más convencionales acaban por fallar. Eso sí, para llevar a una persona, la alfombra debería ser de al menos 50 metros, bastante mayor que la que se ve en el cuento de Aladino.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.