miércoles, 26 de octubre de 2011

Descifran el misterioso 'Copiale Cipher' alemán del siglo XVIII

Expertos en computación han logrado descifrar un famoso criptógrama alemán del siglo XVIII. Se trata de un manuscrito que parece sacado de la ficción: un extraño mensaje escrito a mano en símbolos abstractos y letras romanas que cubren meticulosamente 105 páginas amarillentas, y que había permanecido oculto en las profundidades de un archivo académico.

Ahora, más de dos siglos después de su edición, los 75.000 caracteres del 'Copiale Cipher' finalmente ha sido descifrados.

El misterioso criptograma, encuadernado en oro y papel de brocado verde, revela los rituales y las inclinaciones políticas de una sociedad secreta del siglo XVIII en Alemania. Los rituales que se detallan en el documento indican que la sociedad secreta tenía una fascinación con la cirugía ocular y la oftalmología, aunque parece que los miembros de la sociedad secreta no eran propiamente oftalmólogos.

"Esto abre una ventana para las personas que estudian la historia de las ideas y la historia de las sociedades secretas", dijo el científico Kevin Knight de la Viterbi School of Engineering en la Universidad del Sur de California, que forma parte del equipo internacional que finalmente abrió el cifrado. "Los historiadores creen que las sociedades secretas han tenido un papel en las revoluciones, pero aún no todo se ha resuelto y la razón es en gran parte por la existencia de tantos documentos cifrados".

Para desentrañar el 'Copiale Cipher', Knight y sus colegas Beata Megyesi y Christiane Schaefer de la Universidad de Uppsala en Suecia rastrearon el manuscrito original, que fue encontrado en la Academia de Berlín Oriental después de la Guerra Fría, y que se encuentra ahora en una colección privada. A continuación, transcribieron una versión legible por máquina del texto, mediante un programa informático creado por Knight para ayudar a cuantificar la concurrencia de ciertos símbolos y otros patrones.

Con el Copiale, el equipo de descifrado comenzó sin siquiera conocer el idioma del texto cifrado. Pero tenían una corazonada acerca de los caracteres romanos y griegos distribuidos en todo el manuscrito, de forma que los aislaron de los símbolos abstractos y los examinaron como el código de verdad. "Nos llevó mucho tiempo y resultó un completo fracaso", dice Knight.

Después de probar 80 idiomas, el equipo de criptografía se dio cuenta de los personajes romanos eran "nulos", con la intención de engañar al lector. Eran los símbolos abstractos los que contenían el mensaje.

Posteriormente, el equipo probó la hipótesis de que los símbolos abstractos con formas similares representan la misma letra, o grupos de letras. Con el tiempo, surgieron las primeras palabras significativas en alemán: "ceremonias de iniciación," seguida por "sección secreta". Más información sobre el método de desciframiento puede encontrarse en la siguiente dirección: 7Ebea/copiale% http://stp.lingfil.uu.se/ /

Knight está tratando ahora de marcar otros mensajes codificados, incluyendo cifrados enviados por el Asesino del Zodiaco, un criminal en serie que envió mensajes de burla a la prensa y nunca ha sido atrapado. También trata de aplicar su software de descifrado asistido por ordenador a otros códigos famosos sin resolver, como la última sección de "Kryptos", un mensaje cifrado tallado en una escultura de granito y que se encuentra en los terrenos de la sede de la CIA, y el Manuscrito Voynich, un documento medieval que ha desconcertado a los criptógrafos profesionales durante décadas.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.