martes, 1 de noviembre de 2011

Humanos modernos se aparearon con otros homínidos arcaícos

Durante la evolución humana, nuestros antepasados no solo se aparearon con los neandertales, sino también con otros homínidos relacionados. En la edición de esta semana de la revista Proceedings, investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, muestran que los habitantes de Asia Oriental comparten material genético con los Denisovans -que recibieron este nombre por la cueva de Siberia donde fueron descubiertos por primera vez.

El estudio abarca una parte del mundo mucho más extensa que estudios anteriores; la hibridación se llevó a cabo en varios puntos de la evolución, y las huellas genéticas de ésta se pueden encontrar en varios lugares del mundo. Probablemente descubriremos más eventos como este pronto, dice Mattias Jakobsson, quien condujo el estudio junto con Ponto Skoglund.
Estudios previos han descrito dos eventos separados de hibridación entre los humanos arcaicos (diferentes de los humanos modernos, tanto en genética como en morfología) y los antepasados de los humanos modernos después de su aparición en África: la hibridación entre los neandertales y los antepasados de los humanos modernos fuera de África y hibridación entre los Denisovans y los antepasados de los indígenas de Oceanía. La diferencia genética entre neandertales y denisovans es comparable al nivel máximo de variación entre los humanos modernos.

El estudio de los científicos de Uppsala demuestra que la hibridación también tuvo lugar en la parte continental de Asia oriental. La conexión fue descubierta mediante el uso de datos de genotipo con el fin de obtener un conjunto más amplio de datos; los genomas completos de los humanos modernos sólo están disponibles a partir de algunas docenas de personas actualmente, mientras que el genotipo de datos está disponible en miles de individuos. Estos datos genéticos se pueden comparar con secuencias del genoma de neardentales y denisovans determinadas a partir de material arqueológico.

Los genotipos de la investigación genética recogen cientos de miles de variantes genéticas en un chip; sin embargo, este proceso conduce a variantes inusuales que pueden conducir a sesgos si el material es tratado como si fuesen genomas completos. Skoglund y Jakobsson utilizaron simulaciones informáticas avanzadas para tener en cuenta esta fuente de error en las comparaciones, siendo así capaces de utilizar de este modo los datos genéticos de más de 1.500 seres humanos modernos de todo el mundo.

"Hemos observado que las personas, principalmente del sudeste asiático, tienen una mayor proporción de variantes genéticas relacionadas con Denisovan que las gentes de otras partes del mundo, como Europa, América, Asia Occidental y Central y África. Los resultados muestran que el flujo genético de los grupos humanos arcaicos también se produjo en el continente asiático ", afirma Mattias Jakobsson.

"Aunque podamos observar que el material genético de los humanos arcaicos posee una vida mayor de lo que se pensaba anteriormente, aún sabemos muy poco sobre la historia de estos grupos y sobre cuándo tuvo lugar su contacto con los humanos", explica Pontus Skoglund.

"Con más genomas completos de humanos modernos y el análisis de más material fósil, será posible, en el futuro, describir la prehistoria con una precisión considerablemente mayor y con más detalle", concluye Jakobsson.

Fuente:

4 comentarios:

  1. Muchas gracias, esta información me ha sido de gran utilidad, pues estoy completando un trabajo sobre la historia del hombre.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. O.O interesante... algun libro recomendado sobre el tema?

    =) gracias por la publicacion!

    jsvom7@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. hola frikiamigios os queremos muchos shulos.8

    ResponderEliminar
  4. Bueno no me extraña que el hombre moderno hiciera eso si actualmente se ve que muchos hombres se levantan unas mujeres mas feas que las antiguas, no es nada anormal.

    ResponderEliminar

.