miércoles, 7 de diciembre de 2011

Animales que avisan de los desastres

Son muchos los estudios que afirman que los animales tienen un sexto sentido para percibir las catástrofes naturales que suceden en el mundo. Los científicos Friedemann Freund, de la NASA, y Grant Rachel, de la Open University del Reino Unido, han sido los últimos en dar credibilidad a esta teoría después de investigar el comportamiento de varios sapos momentos antes de producirse un terremoto.
El equipo de científicos sostiene que ciertos animales detectan los cambios químicos que se producen en las aguas subterráneas antes de que se desencadene un terremoto. El estudio, publicado en «The international journal of enviromental research», partió de la observación de una colonia de sapos que abandonó su estanque en 2009 en L’Aquila, días antes de que el seísmo asolara la cuidad italiana. Su conclusión es que este comportamiento se debió a que fueron capaces de prever la catástrofe.

Esta hipótesis concluye que los animales que viven en o cerca de aguas subterráneas son muy sensibles a cualquier cambio en su composición química, por lo que son capaces de detectar días antes de un terremoto las emisiones magmáticas profundas que se llevan a cabo antes de que se manifieste el desastre. Por ello, los reptiles y las especies marinas, que son las que viven más al nivel de suelo, son mas sensibles a estos cambios.

Diferentes comportamientos
En España también se han registrado casos parecidos a los de Italia. El último, el terremoto de Lorca. Según afirma Agustín López, director técnico del Parque temático de la Naturaleza de Faunia, los invertebrados, los reptiles, las serpientes y las arañas fueron los animales que más sintieron el movimiento sísmico de Murcia. «También lo habrán notado con fuerza aquellos que viven bajo tierra, como las hormigas y otros insectos. Al igual que las serpientes, que a pesar de ser sordas, son muy buenas distinguiendo las vibraciones al desplazarse apoyando su cuerpo en el suelo, y enseguida pueden darse cuenta de que se va a producir un seísmo» señala López. Y aunque este comportamiento extraño ante un terremoto es más evidente en los reptiles, hay casos similares en otros animales. En el terremoto de Lorca, por ejemplo, el Instituto Nacional Geográfico recibió llamadas antes del terremoto, de ciudadanos preguntando si se iba a producir algún tipo de movimiento sísmico después de observar el nervisismo de sus aves.

Otro de los casos más llamativos ocurrió en 1975 en la población china de Haicheng. Tras observar que los animales se comportaron de forma extraña decidieron evacuar la ciudad. Al poco tiempo un terremoto de 7,3 grados sacudió la ciudad. También en Seattle en 2001 gran los gatos se escondieron sin motivo aparente y transcurridos unos días, un seísmo golpeó la ciudad.

Desde el Instituto Geográfico Nacional reconocen que hay estrecha relación entre el comportamiento de los animales y la inminente aparición de movimientos sísmicos. Pero aún se desconocen los mecanismos que hacen posible este sexto sentido.

Las teorías que siguen los cientificos
Los estudios que tratan de explicar la capacidad que tienen estos animales para predecir terremotos parten de dos teorías diferentes. La primera afirma que esto es debido a que los animales pueden percibir las emisiones de gases nobles que expulsa la tierra antes de que se produzca un terremoto. La segunda, en cambio, asegura que es debido a que los pequeños movimientos sísmicos que experimenta la tierra antes del terremoto, imperceptibles para los hombre, no lo son para ciertos animales.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.