domingo, 4 de diciembre de 2011

Experimento psíquico en el Palacio Lercaro.



Museo de Historia y Antropología de Canarias
Palacio Lercaro
30/11/2011

Una vez más, movidos por la curiosidad y la pasión por encontrar evidencias de lo extraño, volvimos a pasear, cuando ya nadie más lo hacía, por la crujiente y añeja tarima que recorren los laberínticos pasillos del Palacio Lercaro.
Viejo conocido de nuestro equipo, el actual Museo de Historia y Antropología de Canarias ha acogido más de una y de dos ocasiones a estos inquisitivos buscadores, que con descaro se cuelan por cada uno de sus rincones portando los más variopintos aparatejos como única defensa ante la sobrecogedora leyenda que pesa sobre el. Pero esta ocasión sería diferente.
Los recientes contactos, que por esos curiosos derroteros por los que circula eso que llama destino hemos hecho, han dado como fruto una creciente amistad con los miembros del grupo de investigación Tenerife Paranormal Society. Peter y Sonia, casi sin quererlo, se han convertido en nuestro enlace con la psíquica Angie Freeland. Ella, junto a su esposo Keith, comandan Irish GhostHunters, un popular equipo de investigación británico. Angie no es menos popular en su tierra, siendo bien conocida por sus diversas intervenciones televisivas, incluyendo la Televisión Canaria para nuestro archipiélago. Sin embargo y aunque hemos compartido algunas experiencias juntos, nuestro sentido crítico apremiaba y quisimos ponerla a prueba.
Sonia de Arcos, a quien hemos etiquetado cariñosamente como la “traductora oficial” de Angie, aceptó de buen grado nuestra sospechosa proposición. Le pedimos encarecidamente que no informara a la británica bajo ningún concepto de los detalles históricos del palacete, así como de ningún dato de la leyenda que más popularidad le confiere y mucho menos de la numerosa casuística que se ha ido recolectando con el paso de los años acerca de los fenómenos extraños que supuestamente allí ocurren. Nos consta que nunca antes había pisado el interior del museo.
Las sensitivas de nuestro grupo habían recibido la orden de recoger en sendos documentos escritos todas las sensaciones que allí percibieran, sin que el contenido del mismo fuese revelado. Este documento sería entregado a Fernando Álvarez al finalizar el experimento, con el fin de cotejar ambas declaraciones, tanto entre ellas como con lo que Angie nos pudiera desvelar.
Además, queríamos aprovechar esta nueva ocasión, para volver a monitorizar alguna de las estancias que los testigos refieren como escenario más habitual de las fantasmales apariciones que relatan. Esto, se haría en última instancia, una vez terminado el primer experimento, puesto que no queríamos tampoco desvelar estos enclaves a la psíquica británica.
Todo esto fue concretado para el pasado 30 de noviembre. Una vez más gracias a la dirección del centro y a la intercesión de nuestro buen amigo Domingo García Barbuzano, el empedrado portal con cuatrocientos años de historia, dejaba a todo el tropel de nuestro equipo pasar tras el cierre al público. Al mismo tiempo, los agentes de seguridad estuvieron prestos para ayudarnos en todo cuanto le pedimos, amén de facilitarnos algún que otro testimonio de primera mano. Las palabras nos limitan para agradecer la confianza depositada por la autoridad pertinente en todos los que conformamos Clave7.

La noche trajo más sorpresas de las esperadas. Con mucho más detalle, todo cuando aconteció aquella noche fue reflejado en un artículo publicado en nuestra revista:

Texto y fotografía: Carlos Soriano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.