Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

jueves, 12 de enero de 2012

Autoridades y científicos buscan el meteorito perdido de México

Un meteorito no localizado trae de cabeza a geólogos y astrofísicos mexicanos desde principios de año. Los científicos tienen constancia de que un cuerpo celeste cayó a tierra el pasado 4 de enero en algún lugar de la Sierra Madre, un área montañosa y una de las zonas predilectas de los narcotraficantes locales para el cultivo de marihuana.

"Fue un destello muy grande de luz, la gente dice que lo vio partirse en partes y cuando el helicóptero sobrevoló (la zona donde supuestamente cayó) se alcanzaron a ver dos llamaradas", comenta Rocío Labastida, directora del Centro de Ciencias de Sinaloa.

La semana pasada, los pobladores de San Javier y La Mesa, en la frontera de los estados mexicanos de Sinaloa y Chihuahua, pudieron contemplar un espectáculo en el cielo que poco tenía que ver con los fuegos artificiales típicos de las celebraciones navideñas.

En el área sobrevolada por las autoridades se pudieron observar columnas de humo y árboles quemados, pero debido a la dificultad para acceder al terreno, el meteorito, que se fragmentó en tres partes, continúa desaparecido, informa la BBC.

Origen

Los expertos mexicanos, que colaboran con un programa de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA), calculan que se trata de un objeto ligero de un metro de diámetro o menos, ya que los sismógrafos locales no detectaron ningún movimiento de la tierra a causa del impacto.

También se desconoce si se trata de un objeto pétreo, metálico o una mezcla de ambos. Los especialistas ni siquiera descartan que pudiera tratarse de basura espacial. Para saber exactamente qué cayó hará falta llegar al lugar exacto donde se precipitó el cuerpo, tarea nada fácil.

La accidentada geografía de la Sierra Madre occidental ha servido durante décadas a los carteles mexicanos -especialmente el de Sinaloa, que controla este territorio- para esconderse o para ocultar inmensos plantíos de marihuana y amapola.

Una expedición de geólogos y astrofísicos del Centro de Ciencias de Sinaloa y la Universidad Autónoma del estado tienen previsto inspeccionar la zona esta semana con el apoyo de la Protección Civil del estado.

"Es un territorio muy complejo, no sólo porque es una zona muy abrupta, también por la seguridad. No sabemos qué puede haber ahí, no podemos arriesgarnos a ir sin más", ha asegurado Labastida.

Antecedentes

A la preocupación por la seguridad de la expedición se une la del propio perímetro donde haya podido caer el meteorito. Los especialistas indican que lo más probable es que éste se ha fragmentado, lo que puede ocasionar problemas de contaminación debido a los gases que desprende. En tal caso, Protección Civil tendría que evaluar la aplicación de un plan de evacuación, informa Quo México.

Si el objeto que impactó el 4 de enero procede del espacio exterior,Sinaloa habrá recibido ya el impacto de al menos tres meteoritos en los últimos 138 años.

En 1874 se encontró en el poblado de Bacubirito una roca espacial de 20 toneladas, uno de los meteoritos más grandes del mundo, expuesto ahora en Culiacán, capital del estado. Hace 18 años se reportó la caída de otro meteorito, que acabó fragmentado en rocas milímetras.

"Lo que llama la atención de los investigadores es que en siglo y poco hayan caído tres meteoritos en una zona tan pequeña. Por ahora sólo hay especulaciones", ha afirmado la directora del Centro de Ciencias de Sinaloa. "Podría tratarse de una cuestión de atracción magnética de la Tierra, pero es algo que se tiene que investigar".

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.