jueves, 23 de febrero de 2012

Londres declara las tormentas solares como amenaza a la seguridad nacional

El Comité de Defensa del Parlamento Británico ha hecho público el informe 'Amenazas en desarrollo: pulso electromagnetico (EMP)', que ha venido desarrollando desde septiembre de 2011, en el que reconoce las tormentas solares como una amenaza para la seguridad nacional.

Según la investigación, solicitada de manera oficial por el parlamento británico, los riesgos de un pulso electromagnético para las infraestructuras de Reino Unido se centran en las tormentas solares extremas y los ataques humanos. En este último punto destaca la posibilidad de ataques de grupos como Hezbollah y otros "actores no estatales" cercanos al régimen de Irán.
Ante esta situación, Reino Unido ha recomendado que se habiliten centros regionales con reservas de comida y agua para la población; también que se preparen vehículos capaces de resistir el EMP para garantizar el funcionamiento de los servicios públicos más esenciales (como algunos vehículos de combate del ejército). Además, destaca que hay que informar del riesgo a cada hogar para que se pueda preparar una reserva de agua embotellada y comida no perecedera para un mes y señala que todo hogar debe preparar un sistema de emergencia de cocina a gas.

El Comité de Defensa del Parlamento Británico ha hecho público el informe 'Amenazas en desarrollo: pulso electromagnetico (EMP)', que ha venido desarrollando desde septiembre de 2011, en el que reconoce las tormentas solares como una amenaza para la seguridad nacional.

Según la investigación, solicitada de manera oficial por el parlamento británico, los riesgos de un pulso electromagnético para las infraestructuras de Reino Unido se centran en las tormentas solares extremas y los ataques humanos. En este último punto destaca la posibilidad de ataques de grupos como Hezbollah y otros "actores no estatales" cercanos al régimen de Irán.

Ante esta situación, Reino Unido ha recomendado que se habiliten centros regionales con reservas de comida y agua para la población; también que se preparen vehículos capaces de resistir el EMP para garantizar el funcionamiento de los servicios públicos más esenciales (como algunos vehículos de combate del ejército). Además, destaca que hay que informar del riesgo a cada hogar para que se pueda preparar una reserva de agua embotellada y comida no perecedera para un mes y señala que todo hogar debe preparar un sistema de emergencia de cocina a gas.

El observatorio ha indicado que "el riesgo estimado por los expertos británicos de que algo así pueda suceder en el próximo año y medio rondaría sólo un 1 por ciento", pero, a su juicio, "es un 1 por ciento de la que podría ser la mayor catástrofe natural global de la historia" y, por ello, "es normal que las autoridades británicas se planteen en serio medidas preventivas básicas".

En este sentido, ha apuntado que el riesgo en Reino Unido es mayor que el que se registra para el norte peninsular, aunque ha reconocido que "tampoco es tanta la diferencia de latitud". "Si una tormenta solar puede llegar a Londres, determinadas ciudades del norte de España no están tan lejos", ha señalado.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.