Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

miércoles, 8 de febrero de 2012

Son sentimientos buena ‘medicina’: Según científicos

La amistad es uno de los factores que más contribuye al bienestar de una persona, el cual está ligado a la salud, por ejemplo, hace que el sistema inmunológico sea mucho más efectivo que en aquellos individuos que están descontentos o que son infelices, y que por consiguiente son más susceptibles a enfermarse, dijo el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Lo que se ha detectado es que las relaciones humanas elevan el nivel de anticuerpos, ya que suprime la liberación de hormonas de la corteza suprarrenal llamadas corticoides (asociadas a la tristeza y el estrés), que tienen la función de inhibir al sistema inmunológico.

Esa interacción social, al igual que los opiáceos (alcaloides presentes en el opio), permiten que el Área Ventral Tegmental (VTA, por sus siglas en inglés), ubicada en el tronco cerebral, libere dopamina que funciona como neurotransmisor para activar el Striatum Ventral y el Núcleo Accumben, estructuras cerebrales que activan el placer, dijo el investigador.

Tanto la morfina como la mariguana producen una sensación de bienestar muy grande, ya que son sustancias que gratifican, pero que a la larga son nocivas para las personas, mientras que las relaciones amistosas, un abrazo, una caricia fraternal, una agradable charla, son benéficas para la salud.

El también autor del libro “La ciencia del Orgasmo”, comentó que, gracias al estudio, se ha podido determinar que hay dos sistemas cerebrales que actúan en forma diferente en un placer intenso y en una sensación de bienestar.

En el primero, explicó, podemos incluir el orgasmo, que es un placer que ocurre de forma brusca, aguda, breve e involucra todo el cuerpo y el sistema nervioso.

En el segundo caso, el bienestar produce una sensación más agradable, relacionada con la relajación.
Para el estudio de los efectos de la interacción social con amigos, se analiza la actividad cerebral mediante técnicas no invasivas como el electroencefalograma y la resonancia magnética nuclear funcional, que mide los pequeños cambios metabólicos en el cerebro, a través del cual uno puede ver las respuestas del individuo.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.