sábado, 25 de febrero de 2012

Stonehenge reproduce una ilusión sonora, según una nueva teoría

El investigador Steve Wallmer asegura que el monumento megalítico crea un efecto acústico que sus creadores consideraban "mágico"
El monumento megalítico de Stonehenge, situado en el sur de Inglaterra y cuyos orígenes y significado siguen siendo un misterio, nació fruto de una ilusión sonora, según una nueva teoría formulada por el investigador americano Steve Wallmer. Esta explicación apuntaría a que la arquitectura y el arte no están inspirados solamente por lo que uno ve, sino también por lo que uno oye.
Las interacciones entre dos sonidos de la misma longitud de onda que pueden anularse dependiendo del lugar en el que se encuentran intrigaron a Wallmer. Este fenómeno conocido como zona sonora muerta puede confundir el cerebro: las personas que sufren esta ilusión acústica creen que una construcción invisible impide la propagación del sonido, según ha explicado este investigador en la primera jornada de la conferencia anual de la asociación americana por el avance de la ciencia, que ha reunido a 8.000 investigadores en Vancouver.

"Al visitar Stonehenge, me impresionó la manera en la que los sonidos se propagaban entre los bloques de piedra monolíticos, con una disposición que parecía crear esta ilusión óptica", ha explicado.

"Así, si las personas de esa época bailaban dentro del círculo de piedras alrededor de dos personas que tocaran la flauta, pasaban de una zona donde se oía el instrumento a otra donde desaparecía el sonido y esto les haría creer que dentro del círculo había objetos invisibles", ha afirmado. "Esta experiencia les debía de perturbar y hacerles considerar que era algo mágico o sobrenatural".

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.