lunes, 19 de marzo de 2012

Hallan urnas en colina San Sebastián

El monumento de Las Heroínas de La Coronilla reveló un nuevo misterio: un grupo de restauradores descubrió ayer dos urnas que, según funcionarios municipales, datan de 1750.

Los objetos estaban enterrados en una cámara, justo en los cimientos del altar en el que se colocaron los retablos de las mujeres cochabambinas, que a principios de la guerra de la independencia resistieron al yugo español.

Se trata de dos piezas de cristal, botellas antiguas en las que se guardaba agua bendita y vino, que fueron sepultadas debajo del altar de piedra, donde se colocaron los retablos de Las Heroínas de La Coronilla.

Con el transcurso del tiempo, los objetos pasaron desapercibidos y fueron guardados dentro de una cámara de cemento, enterrados a poca profundidad.

El más llamativo de ellos es una botella de poco más de un litro, cubierta por un contenedor de bronce, decorada con una cruz en la parte superior que probablemente servía para guardar agua bendita. El otro es una botella sencilla con residuos sólidos. 

Para el encargado de Patrimonio Territorial del municipio, Gustavo Siles, el hallazgo pone de manifiesto una de las costumbres más propagadas durante la colonia y principios de la república para invocar la protección de un espacio. 

Según Siles, “cuando se bendecía una casa se entronizaban y enterraban una botella de agua bendita y otra de vino a los pies de la casa. Y de esa manera se cumplía con la protección del inmueble. En este caso estimamos que se puso a los pies del monumento, para protegerlo”.

El jefe de Patrimonio Territorial anunció que las dos reliquias tienen más de 300 años de antigüedad y serán resguardadas en el museo de Las Heroínas de La Coronilla de la Casona Santiváñez. 

Invierten 1 millón

La Alcaldía ha destinado 1 millón de bolivianos para los trabajos de restauración del monumento de “Las Heroínas de La Coronilla” y las áreas de influencia como la colina de San Sebastián.

La empresa que se adjudicó el proyecto, Emin Surbol de Potosí, ha organizado los trabajos en cuatro frentes: el primero se ocupa de la restauración del monumento en sí y su prioridad es sustituir los dos retablos por piezas de fibra de vidrio; el segundo se aboca a estructurar el museo de Las Heroínas en la Casona Santiváñez; el tercer componente tiene que ver con la instalación de un equipo de luminotecnia en el monumento de Las Heroínas de La Coronilla; y el cuarto con la creación de un museo en la plaza de Las Armas, ubicado en el extremo sur de la colina de San Sebastián.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.