Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

viernes, 23 de marzo de 2012

Los pasatiempos de los guanches

Hace 25 años, el geólogo y paleontólogo Francisco García-Talavera encontró en Izaña una piedra con inscripciones geométricas de trazo fino. El hallazgo tuvo lugar, concretamente, en el paraje conocido como Las piedras del mal abrigo, en las cumbres tinerfeñas. Junto a él iba José Espinel Cejas, que, intrigado por ese dibujo, se pasó meses investigando qué podía ser aquello. Y lo descubrió. Lo que tenían entre manos era un sistema de cálculo, que también servía para jugar y cuya práctica se remonta a miles de años atrás.
Ahora, Espinel se ha convertido en un experto en juegos tradicionales de inteligencia y ayer ofreció en la sala Ateneo de Santa Cruz una charla sobre estos pasatiempos con los que se entretenían los guanches, y que han sobrevivido al paso del tiempo. La dama, el trique, el druque, la chascona y el chiquichasque son algunos de los juegos que podían desarrollar en los diferentes dameros encontrados en distintos yacimientos.

En el libro que escribió junto a García-Talavera, Juegos guanches inéditos, explica que, en Tenerife, esta clase de epigramas geométricos han sido localizados en lugares como en Llano del Moro, La Gallega, Geneto, Barranco Grande o Valle Jiménez, entre otros muchos. Por ejemplo, uno de los dameros estaba en un dique de una cueva de Valle Jiménez, que se utilizaba por los lugareños para sentarse mientras llenaban sus recipientes de agua de una fuente.

Espinel explicó que la tradición pastoril en Canarias fue una actividad favorable para que los guanches se entretuvieran con esta clase de juegos que ya existían en la prehistoria y que han pervivido hasta hoy. De hecho, este investigador ha recogido testimonios de gente que todavía juega. "La alfarera de Tindaya, Juana María Montelongo, es una gran jugadora de la Chascona", pone como ejemplo.

Su objetivo es que no desaparezcan estos juegos tradicionales, que no son exclusivos de Canarias, ya que algunos están documentados en culturas anteriores de todo el mundo, como en el antiguo Egipto.

Según ha podido constatar este investigador, en Canarias hay hasta 60 variedades de juegos que se pueden llevar a cabo en los dameros hallados. Uno de ellos, la chascona, consta de tres cuadrados unidos entre sí y se juega con nueve fichas. Gana el que lograr capturar siete fichas del contrincante. El primer damero de piedra de este tipo que fue documentado en las Islas estaba en Tindaya, Fuerteventura. 

Espinel destacó ayer la gran ayuda que suponen estos juegos para el desarrollo de los niños, por lo que abogó por su difusión y conservación.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.