miércoles, 6 de junio de 2012

El tránsito de Venus, en 45 segundos de vídeo

Astrónomos de todo el mundo han mirado al cielo este miércoles para observar Venus a su paso a través de la cara del Sol por última vez en este siglo. Numerosas naves espaciales y observatorios terrestres han seguido este fenómeno, que no se repetirá en más de cien años.

El microsatélite de la ESA Proba-2, situado en una órbita terrestre baja, siguió a Venus a medida que se movía a través del disco solar durante un período de casi siete horas. En este vídeo, Venus parece tambalearse por efecto del ligero balanceo del microsatélite y la gran distancia entre el satélite y el Sol.

De particular interés fue el momento del primer contacto - cuando Venus apareció por primera vez para tocar la extremidad del disco solar - dando como resultado una caída pequeña en el brillo solar. La caída asociada a la gruesa atmósfera de Venus, incluso antes de que Venus había entrado de lleno el disco solar, ayudará a los científicos a estudiar las atmósferas de exoplanetas rocosos de planetas del tamaño de planetas fuera de nuestro Sistema Solar.

Otro fenómeno que se observa durante el tránsito incluye el efecto de la 'caída de negro "- la forma de pequeña lágrima negra que aparece al alcanzar Venus el borde del sol justo después de que ha entrado de lleno en el disco solar y otra vez más tarde, cuando comienza a salir del disco.

Los astrónomos también llegaron a capturar la aureola, un arco de luz que se ve alrededor del disco del planeta durante los primeros minutos y el último del tránsito. Se observó por primera vez durante el tránsito de 1761 y reveló que Venus tiene una atmósfera.

Los equipos de la ESA en Svalbard disfrutaron del tránsito bajo el sol de medianoche, en medio de periodos puntuales de nubes. Desde el Centro de Astronomía de la ESA (ESAC), Breitfellner Michel y Miguel Pérez Ayucar observaron el tránsito con telescopios solares y ópticos equipados con cámaras. Un conjunto idéntico de instrumentos transmitió el tránsito desde el otro lado del mundo en Canberra, Australia.

En las próximas semanas, los científicos y astrónomos de todo el mundo va a comparar los resultados entre sí y con los datos recogidos por los observatorios espaciales, incluidos los de la Venus Express de la ESA, única sonda orbitando ese planeta.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.