Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

miércoles, 20 de junio de 2012

Un coito de tortugas preservado durante 47 millones de años

Se encontraban en el momento culminante del amor, unidas en la postura clásica del coito entre tortugas. Pero la muerte les sorprendió en ese instante y así, en medio de una apasionada cópula que se quedó congelada en el tiempo, sus cuerpos fosilizados se han encontrado 47 millones de años después. Un equipo de científicos alemanes acaba de presentar este insólito hallazgo en la revista 'Biology Letters' de la Royal Society británica.

Las tortugas se encontraron en el yacimiento de Messel, cerca de Darmstadt (Alemania). Sus descubridores, un equipo de la Universidad de Tübingen, creen que habían iniciado el acto sexual en las aguas del lago que existía en aquel lugar en el periodo del Eoceno, pero se hundieron ymurieron envenenadas por por la emisión de gases tóxicos procedentes de una erupción volcánica. Así, en medio de su frenesí, se quedaron enterradas en los sedimentos del lago.

"Éste es un fenómeno que puede observarse hoy en algunos lago del Este de África", explica el doctor Walter Joyce, en declaraciones a la BBC. "Una vez cada 200 o 300 años, en estos lagos se produce una emisión repentina y masiva de dióxido de carbono, como si se abriera una botella de champán, y envenena todo lo que se encuentra a su alrededor".

Las tortugas pilladas 'in fraganti' pertenecen a la extinguida especie 'Allaeochelys crassesculpta' y miden unos 20 centímetros de largo, aunque las hembras son un poco más grandes que los machos. Sus parientes vivos más cercanos probablemente son las llamadas tortugas de nariz de cerdo ('Carettochelys insculpta'), que son mucho mayores y viven en aguas de Australia y Papúa Nueva Guinea.

La pareja de tortugas es tan sólo una de miles de criaturas fosilizadas que se han descubierto en el yacimiento de Messel, que ha adquirido el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad otorgado por la Unesco por su valor paleontológico.

Hipótesis verificada

En las últimas tres décadas, se han encontrado nueve parejas de tortugas en este yacimiento. En la mayoría de los casos, los individuos se encontraban juntos, o a una distancia de tan solo 30 centímetros o menos.

"Se ha especulado mucho en el pasado sobre la posibilidad de que murieran mientras se estaban apareando, pero hasta ahora nadie lo había demostrado", afirma el doctor Joyce. "Ahora hemos comprobado claramente que cada pareja es un macho y una hembra en vez de, por ejemplo, dos machos que murieron en medio de un combate".

"Este dato, unido al hecho de que sus partes traseras siempre están orientadas la una hacia la otra, y con las colas en la postura característica del apareamiento, representa para nosotros una 'pistola humeante' que verifica la hipótesis del apareamiento", concluye el científico.

Los autores del hallazgo consideran que se trata del único ejemplo hallado hasta ahora de dos animales vertebrados preservados durante la realización del acto sexual. En el caso de los invertebrados, sí existen muchos ejemplos de insectos copulando que han quedado preservados en ámbar durante millones de años.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.