lunes, 27 de agosto de 2012

Las lenguas indoeuropeas nacieron en Anatolia y no en Ucrania

Las lenguas indoeuropeas pertenecen a una de las familias más amplia de difusión de idiomas del mundo. Durante los últimos dos milenios, muchas de estas lenguas han sido escritas, y su historia es relativamente clara.

Sin embargo, todavía existe gran controversia sobre el momento y el lugar de los orígenes de esta familia de lenguas. Un amplio equipo internacional, incluido el investigador del Max Planck Institute (MPI) Michael Dunn, ha divulgado en la revista Science los resultados de un innovador análisis filogeográfico Bayesiano de los datos lingüísticos y espaciales del indo-europeo.

La opinión mayoritaria en la lingüística histórica es que la patria de origen del indoeuropeo se encuentra en las estepas del Ponto (actual Ucrania) hace alrededor de 6.000 años. La evidencia proviene de la paleontología lingüística: en particular, ciertas palabras relativas a la tecnología de los vehículos de ruedas están sin duda presentes en todas las ramas de la familia indoeuropea, y la arqueología nos dice que los vehículos de ruedas no surgieron antes de esta fecha. Los puntos de vista minoritarios sitúan los orígenes del indoeuropeo con la difusión de la agricultura desde Anatolia hace entre 8.000 a 9.500 años.

Esta opinión minoritaria recibe un apoyo decisivo en el presente análisis en Science de esta semana. Este análisis combina un modelo de la evolución de los léxicos de las lenguas individuales con un modelo explícito de la dispersión espacial de los hablantes de esos idiomas. Hechos conocidos en el pasado (la fecha de la certificación de lenguas muertas, así como los eventos que pueden ser fijados por la arqueología o el registro histórico) se utilizan para calibrar y deducir el árbol de familia lingüistica a lo largo del tiempo.

Los datos léxicos utilizados en este análisis provienen de la base de datos Indo-European Lexical Cognacy (IELex). Esta base de datos ha sido desarrollada en el departamento de procesos evolutivos de lengua y cultura de grupo del MPI y ofrece una gran calidad de recogida de datos lingüísticos adecuados para el análisis filogenético.

Más allá del interés intrínseco de descubrir la historia de las familias de lenguas y sus hablantes, los árboles filogenéticos tienen una importancia crucial para la comprensión de la evolución y la diversidad en muchas ciencias humanas, de la sintaxis y la semántica en la estructura social.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.