Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

viernes, 12 de octubre de 2012

La lunas extrasolares pueden encaminar a los mundos habitables

Científicos de la Universidad de Princeton han llevado a cabo un estudio que sugiere que las lunas fuera del Sistema Solar (exolunas), y no los planetas, son las que podrían aportar las primeras pistas sobre los mundos habitables.

Hasta ahora, se han encontrado más de 800 planetas fuera del Sistema Solar (exoplanetas) usando métodos indirectos, tales como recoger la atenuación de la luz de una estrella cuando un planeta pasa por delante de ella. Sin embargo, los espectros de planetas rocosos similares a la Tierra en tamaño han sido difíciles de recolectar a través de estas técnicas.

Las estrellas son brillantes, mientras que los planetas son escasos, por lo que un planeta tiene que estar lo suficientemente lejos de su estrella como para evitar ser eclipsado. Eso significa que los mundos que han sido fotografiados hasta ahora, han logrado ser captado porque orbitan fuera de la zona habitable --la región alrededor de una estrella que es lo suficientemente caliente para que exista agua líquida--.

Además, los planetas lo suficientemente brillantes como para aparecer en las fotografías, habitualmente por el calor de su formación, son demasiado pequeños para albergar vida.

Pero los expertos han señalado que, si una luna gira alrededor de un gigante gaseoso similar a Júpiter, la atracción gravitatoria del planeta podría mantener el interior del satélite fundido. Este proceso, llamado calentamiento por marea, se conoce a través del comportamiento de la luna Io de Júpiter que, debido al calor de sus mareas, brilla siempre en todas las imágenes que se han captado de ella.

"En cierto sentido, lo que este estudio quiere decir es que hay una manera de mantener el calor que no es la luz de las estrellas", ha explicado uno de los autores del trabajo, Edwin Turner.

Para llevar a cabo esta investigación, Turner y su equipo calcularon el calor que tendría una exoluna para que los telescopios actuales pudieran verla. Así, encontraron que la mayoría de los observatorios actuales -- tales como el telescopio Keck en Hawai o el Hubble desde el espacio y los telescopios Spitzer de la NASA-- son capaces de tomar fotografías de lunas, pero solo si estas tienen una temperatura alrededor de los 700ºC.

Sin embargo, los futuros telescopios, como el James Webb Space Telescope, podrá captar exolunas con temperaturas de 27°C, siempre y cuando sus planetas anfitriones estén a una distancia similar de su estrella como Saturno o Urano están del sol.

NO SE CONOCEN EXOLUNAS

A pesar de los resultados de este trabajo, publicado en 'Astrophysics', los científicos han señalado que el calentamiento por marea "puede no ser una señal de que puede haber vida". "La presión que genera el calor también puede crear actividad sísmica desfavorable, tal y como ocurre en la luna Io, en donde la superficie arroja lava constantemente, así como gases sulfurosos", ha indicado Turner.

Pero a pesar de esta posibilidad, los investigadores han señalado que el descubrimiento de una luna que no es adecuada para la vida sería un descubrimiento "trascendental". "No se conoce ni una sola luna fuera del sistema solar, no se sabe si las lunas del sistema solar son demasiado frecuentes o inusualmente raras", ha apuntado.

Este trabajo se inició a raíz de la fotografía del exoplaneta Fomalhaut b, que ha creado gran controversia en la comunidad científica, ya que hay quien duda de que sea un planeta, debido a que tiene una órbita inusual. Turner sugiere que podría ser la primera exoluna fotografiada directamente, y su órbita podría deberse a la trayectoria de la luna alrededor de un mundo invisible.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.