miércoles, 16 de julio de 2014

Sorprendente análisis a los cráneos alargados de Paracas

Paracas es una península desértica situada dentro de la provincia de Pisco, en la Región Ica, en la costa sur del Perú. Es aquí donde el arqueólogo peruano, Julio Tello, hizo un descubrimiento asombroso en 1928, una fosa común con los restos de individuos con los mayores cráneos alargados que se encuentran en cualquier parte del mundo.

Son conocidos como los "cráneos de Paracas". En total, Tello encontró más de 300 de estos cráneos alargados, que se estima poseen alrededor de 3.000 años de antigüedad. 

Recientemente, el experto Brien Foerster, ha llevado a cabo un análisis de ADN a uno de los cráneos y ha publicado la información preliminar. Se sabe que, en la mayoría de los casos de alargamiento cráneal, es el resultado de la deformación intencional mediante la aplicación de fuerza durante un largo período de tiempo. Se consigue, generalmente, mediante la unión de la cabeza a dos tablillas de madera con telas. Sin embargo, mientras que esta deformación craneal cambia la forma de la cabeza, no altera su volumen, peso u otras características de un cráneo humano normal. Los cráneos Paracas, sin embargo, son diferentes.

El volumen craneal es hasta un 25% mayor y un 60% más pesados que los cráneos humanos convencionales, lo que significa que no podían haber sido deformado intencionalmente a través de las técnicas previamente descritas.

También contienen sólo una placa parietal, en lugar de dos. El hecho de que las características de los cráneos "no son el resultado de la deformación craneana significa que la causa de la elongación es un misterio, y ha sido durante décadas.

D. Juan Navarro, propietario y director del museo local, llamado el Museo de Historia de Paracas, que alberga una colección de 35 de los cráneos de Paracas, permite la toma de muestras de 5 de los cráneos.
Las muestras consistieron en el cabello, incluyendo las raíces, un diente, hueso del cráneo y de la piel, y este proceso fue cuidadosamente documentado a través de fotos y video. Las muestras fueron enviadas al fallecido Lloyd Pye, fundador del Proyecto Starchild, que entregó las muestras a un genetista en Texas para las pruebas de ADN.

Los resultados se conocen ahora y Brien Foerster, autor de más de diez libros y una autoridad en el antiguo pueblo de las cabezas alargadas de América del Sur, acaba de revelar los resultados preliminares del análisis. Se informa sobre los hallazgos del genetista:
"Tenía ADNmt (ADN mitocondrial) con mutaciones desconocidas en cualquier ser humano, primates, animales o conocido hasta ahora . Pero unos pocos fragmentos que pude secuenciar de esta muestra indican que si estas mutaciones sostendrán que se trata de un nuevo ser humano- como criatura, muy distante de los Homo sapiens, los neandertales y los homínidos de Denisova. "

Las implicaciones son enormes. "No estoy seguro de que ni siquiera caben en el árbol evolutivo conocido", escribió Foerster. Agregó que si los individuos de Paracas fueron tan biológicamente diferentes, no habrían sido capaces de cruzarse con los humanos.

Los resultados deben ser replicados y más análisis llevado a cabo antes de que puedan sacarse conclusiones determinantes.

Fuente: Los 32 Rumbos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.